Alemania, Suecia y Polonia replicaron el gesto de Moscú y expulsaron a diplomáticos rusos – OmRadio.ar

Navalny está preso desde el 17 de enero, cuando regresó a Moscú desde Alemania, donde se recuperó de un envenenamiento que atribuye al presidente ruso, Vladimir Putin, y que éste ha negado una y otra vez.

Navalny est preso desde el 17 de enero, cuando regres a Mosc desde Alemania, donde se recuper de un envenenamiento que atribuye al presidente ruso, Vladimir Putin, y que ste ha negado una y otra vez.

Alemania, Suecia y Polonia anunciaron este lunes, por separado, la expulsin de diplomticos rusos, una decisin idntica a la que Mosc adopt la semana pasada con funcionarios de esos pases a los que acus de «injerencia» en las protestas por la liberacin del lder opositor Alexey Navalny y a la que sum su queja por la decisin «infundada y hostil» de las naciones europeas.

Las decisiones de uno y otro lado parecen un paso ms en la escalada que endureci las relaciones de Rusia con buena parte de la Unin Europea (UE), que reclama la liberacin de Navalny.

Berln, Estocolmo y Varsovia se tomaron apenas el fin de semana para devolver a Mosc la estocada del viernes pasado y anunciaron, casi en simultneo, la expulsin de diplomticos rusos.

Inmediatamente despus, el Gobierno ruso rechaz la decisin de los pases europeos: «La decisin tomada hoy por Polonia, Alemania y Suecia es infundada y hostil», declar la vocera de la Cancillera rusa, Maria Zajarova, a la cadena de televisin pblica Rossia 1, citada por la agencia de noticias AFP.

Poco despus, el propio canciller Serguei Lavrov se quej de que estos «pases occidentales intentan convertir el tema de Navalny en uno de los principales en el dilogo» bilateral y multilateral con Mosc.

La particularidad de la decisin de Rusia del viernes pasado fue que dispuso las expulsiones –por las participaciones de los diplomticos en las protestas del 23 de enero, lo que Mosc consider «inaceptables e incompatibles con su estatuto»- mientras estaba de visita en Mosc Josep Borrell, el canciller de la UE, lo que reforz las dudas sobre cun inteligente haba sido decidir ese viaje.

«El Ministerio Federal de Asuntos Exteriores de Alemania ha declarado hoy persona non grata a un miembro del personal de la embajada rusa de Berln», anunci Berln en su comunicado.

El gobierno sueco, en tanto, dijo haber «informado al embajador de Rusia que una persona de la Embajada deba abandonar Suecia».

«Es una respuesta clara a la decisin inaceptable de expulsar a un diplomtico sueco que no haca ms que cumplir sus funciones», escribi la ministra de Asuntos Exteriores, Ann Linde, en Twitter.

En el caso de Polonia, la cartera de Relaciones Exteriores tambin expres en Twitter su decisin de declarar «a un empleado del Consulado General de Rusia en Poznan como persona non grata», ante la decisin «injustificada» de Mosc del viernes pasado.

El cruce puso de relieve con mayor crudeza la queja de la UE por Navalny, cuya liberacin el bloque reclama, adems de repudiar la represin y las detenciones masivas durante las protestas.

Navalny est preso desde el 17 de enero, cuando regres a Mosc desde Alemania, donde se recuper de un envenenamiento que atribuye al presidente ruso, Vladimir Putin, y que ste ha negado una y otra vez.

Hace una semana, la Justicia rusa decidi que Navalny haba incumplido las condiciones de una condena en suspenso que tena al salir del pas y viajar a Alemania y, por eso, dictamin que deber terminar de cumplir en la crcel su sentencia: dos aos y ocho meses.

Mientras la UE y Estados Unidos redoblan su presin y amenazas frente a Rusia por esa detencin y otras 10.000 de simpatizantes y aliados en menos de un mes, el canciller ruso, Lavrov, llam a sus pares occidentales a buscar avanzar en una agenda comn y desminti otra vez las acusaciones de envenenamiento al lder opositor.

Estos «pases occidentales intentan convertir el tema de Navalny en uno de los principales en el dilogo con nuestro pas», dijo y cuestion: «Quin se distancia de quin? Tal vez sea la Unin Europea la que se aleja de Rusia, del idioma y la cultura rusa».

Una visita con polmica

Segn la agencia de noticias rusa Sputnik, Lavrov cont que durante la visita de Borrell a Mosc su Gobierno «reafirm su disposicin a normalizar todo el conjunto de las relaciones con la UE, no sobre la base de exigencias unilaterales, sino de respeto e intereses mutuos».

Sobre ese viaje, la Comisin Europea –la conduccin poltica del bloque- busc este lunes acallar el debate al considerar que la visita del Alto Representante para Poltica Exterior era «necesaria» para transmitir un mensaje claro a las autoridades rusas sobre Navalny y los manifestantes detenidos.

En una rueda de prensa casi con nico tema, el vocero principal de la Comisin, Eric Mamer, explic que la presidenta del Ejecutivo europeo, Ursula von der Leyen, mantuvo contacto en todo momento con Borrell y aval la visita.

«De una forma natural respald su viaje, que es verdad que era muy sensible. Hemos visto sin duda el efecto del viaje. Ahora el Colegio de comisarios tiene que or la opinin de Borrell y extraer lecciones», apunt.

En el mismo encuentro con los periodistas, el vocero de Exteriores de la UE, Peter Stano, juzg que el viaje cumpli con los objetivos que se marc la diplomacia comunitaria, ms all de la polmica, porque Borrell debe mantener contactos de este tipo.

«Se quera mandar un mensaje claro e inequvoco sobre el caso de Navalny y sobre las relaciones con Rusia y se hizo”, argument Stano.

Aunque Estados Unidos no se pronunci este lunes, el jueves pasado, en su visita al Departamento de Estado, el presidente Joe Biden no solo prometi que su pas har frente al “avance del autoritarismo” y mencion “el deseo de Rusia de debilitar nuestra democracia», sino que fue an ms all y reclam la liberacin «inmediata y sin condiciones» de Navalny. “Nos preocupa mucho, a nosotros y a toda la comunidad internacional» el caso, dijo Biden.

Otra decisin que traer consecuencias

Para sumar otro elemento de discordia, el tribunal del distrito de Basmani de Mosc dict este lunes una orden de arresto en ausencia por un delito de fraude contra el empresario Alexandr Jomenko, donante de la Fundacin para la Lucha contra la Corrupcin (FBK), la ONG creada por Navalny, a la que el Ministerio de Justicia ruso considera agente extranjero.

«El tribunal resolvi favorablemente la solicitud de la investigacin y dict a Jomenko una medida cautelar de arresto por dos meses desde el momento de su extradicin o detencin en el territorio ruso», comunic a la agencia Sputnik el servicio de prensa del rgano judicial.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202102/543981-alemania-suecia-y-polonia-replicaron-el-gesto-de-moscu-y-expulsaron-a-diplomaticos-rusos.html

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar