Cecilia Moreau: “La oposición es lobista de Pfizer” | Entrevista con la principal espada del massimo en el Congreso


“Nosotros teníamos que cuidar el patrimonio y la salud de la gente. Nos podíamos hacer cargo de que la vacuna podía no funcionar o tener efectos adversos, porque si no; no hubiésemos podido firmar con ningún laboratorio. Pero no teníamos por qué hacernos cargo de si venía un lote en mal estado, se les rompía la cadena de frío o enviaban la vacuna diluida con agua”, explicó la vicejefa del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, en defensa de la ley que regula la compra de vacunas para combatir el coronavirus, señalada por autoridades nacionales como una de los motivos por los cuales no se había podido llegar a un acuerdo con Pfizer. La diputada nacional defendió la decisión de incluir el término “negligencia” en la cláusula que limitaba la “indemnidad patrimonial” de lo laboratorios y aseguró que “lo volvería a votar”. En diálogo con PáginaI12, la principal espada del massismo en el Congreso habló de todo: desde el proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal y hasta el de restricciones sanitarias. También se manifestó en contra de realizar la Copa América en la Argentina.–En los últimos días se reactivó la polémica respecto a que la incorporación del término “negligencia” en la ley de compra de vacunas había trabado las negociaciones de Pfizer, ¿qué pasó con este artículo?–El problema con Pfizer no fue ese artículo, que habla de negligencia, conductas maliciosas o fraudulentas. Creo que hubo algo más que tuvo que ver con que Pfizer no tenía las vacunas producidas como para poder seguir cerrando acuerdos con otros países y pateó la cuestión para adelante, y por eso retomaron ahora la posibilidad de una negociación con la Argentina. No es que hayamos hecho una ley específica para Pfizer, con esa ley compramos todas las demás: la Sputnik, la AstraZeneca, entramos en el mecanismo Covax. En todo caso Pfizer está usando esta ley como excusa, con todo esto de la “negligencia”, para no firmar contrato con Argentina. Ahora, no sé puntualmente lo que pasó en ese tramo porque fue confidencial entre el Poder Ejecutivo y el laboratorio. Pero, cuando nosotros hicimos la ley de compra de vacunas, el proyecto fue votado por todos, excepto por los antivacunas de la vida. Ni el Ejecutivo, ni ningún legislador pidió la modificación de la ley. Evidentemente, si el problema hubiera sido ese artículo se hubiera podido mandar un proyecto solicitando su modificación. –La palabra “negligencia” del artículo 4 no estaba en el proyecto original, ¿por qué se decidió incorporarla al final?– Al comprar ensayos clínicos –porque en esa época no estábamos comprando vacunas, sino ensayos clínicos que potencialmente se podían convertirse en vacunas– lo que nosotros teníamos que hacer era cuidar el patrimonio del Estado y la salud de la gente. Nos podíamos hacer cargo de que la vacuna podía no funcionar o tener efectos adversos, porque si no; no hubiésemos podido firmar con ningún laboratorio. También cedimos en el tema de los tribunales, que pedían que se juzgara en Nueva York. Ahora, como Estado, de lo que no teníamos por qué hacernos cargo era de si venía un lote en mal estado, se les rompía la cadena de frío o enviaban la vacuna diluida con agua. Eso fue un poco lo que motivó este artículo. Además, con los antecedentes que había, tenía la capacidad de embargar nuestros recursos naturales, las reservas del Banco Central, los bienes de dominio público. Nos había pasado ya con la Fragata Libertad. Entonces, no nos parecía loco, no solo a mí, sino a todos los que trabajamos en ese proyecto, incluirlo. Y yo si tuviese que volver a votar lo votaría porque, aún sabiendo hoy la eficacia que tiene la vacuna, no podíamos tener confianza plena en que la vacuna, sea cual sea, no venga con dificultades de origen.–¿Por qué cree que la oposición insiste tanto con el tema de Pfizer?–Porque son lobistas de Pfizer. Ellos saben que el ritmo de vacunación en la Argentina en los últimos días es alto. Ven además que el proceso de vacunación funciona, que se observa en la baja de la tasa de internación de los mayores de 70 y 80 años. Entonces hay una gran defensa a Pfizer, en parte porque la oposición tiene una relación con el laboratorio, pero más que nada porque es una forma de pegarle a Alberto. No es que Pfizer erradique el virus mejor que otras vacunas, pero creo que la oposición encontró con esto un tema de campaña. Y en este contexto, con las elecciones acercándose, todo se pone más violento. Lo que no sorprende, porque son los mismos que marchaban contra la cuarentena, que sostenían que el tapabocas no servía y que le inventaron una denuncia a Alberto por envenenamiento. A ver, si a (Patricia) Bullrich no la hubiera desmentido Pfizer lo cierto es que hubiera seguido y seguido con esta denuncia de los retornos. –¿Cuándo va a comenzar el tratamiento del proyecto de Emergencia Covid en la Cámara de Diputados?–Esta semana supuestamente se va a empezar a debatir. Digo supuestamente porque con el tratamiento mixto que tenemos en la Cámara necesitamos tener acuerdo con Juntos Por el Cambio para tratar los proyectos. Si lo analizás es una locura, porque una cosa es que digan que acompañan o no acompañan y otra la extorsión de decir “vamos a tratar el proyecto sólo si los que perdimos la elección estamos de acuerdo, si no no lo tratamos”. Pero igual creo que este proyecto lo vamos a poder tratar, se va a empezar a debatir en la comisión de Asuntos Constitucionales y en la de Salud. El proyecto es el mismo que viene de la media sanción del Senado y me parece que lo que tiene de bueno es que termina con la subjetividades y las opiniones personales y establece parámetros epidemiológicos básicos para definir cuál es el estado de cada una de las ciudades. Lo que hace es darle a Alberto, a los gobernadores y los intendentes más herramientas para participar de la toma de decisiones, especialmente en las ciudades donde hay alarma sanitaria. Nosotros intentamos construir cuidados y cerrar todo lo que se puede sin afectar la economía, y me parece que establecer parámetros para cada zona es un buen método. De hecho es un método que se implementó en varias partes del mundo, no es que la Argentina esté descubriendo la pólvora.–Sin embargo, numerosos bloques de la oposición se manifestaron en contra porque argumentan que la ley iría en contra de las autonomías provinciales.–Algunos gobernadores sintieron que el proyecto les iba a recortar facultades. Pero nosotros vamos a tratarlo en comisión y si hay que hacer modificaciones las vamos a hacer. Pero me parece que este proyecto es lo más prolijo. Porque a medida de que se acerquen las elecciones lo mejor que nos puede pasar es no ponernos a discutir a través de los diarios qué medidas tomar, sino tenerlas ya establecidas desde el Congreso, que es el ámbito en el que estamos todos.–¿Qué va a pasar con el proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal?–Estamos intentando construir los consensos necesarios para pasar ese proyecto. Lamentamos que en comisión Juntos Por el Cambio no haya participado del debate. Nosotros en Diputados no tenemos mayoría absoluta lo que nos lleva todo el tiempo a buscar consensos, los que nos permite mejorar nuestras propias ideas. Y este es un caso en el que estamos dispuestos a dialogar. Lo que no estamos dispuestos a hacer es a dejarlo estar y que no pase nada.–Diputados de Juntos Por el Cambio le solicitaron al gobierno nacional que revisase la decisión de realizar la Copa América en la Argentina, ¿qué opina del tema?–Mi opinión personal es que yo no lo hubiese hecho. Más que nada por lo simbólico: estamos pidiéndole a la gente que se guarde y, por el otro lado, habilitás determinadas actividades que no son esenciales. Dicen que son unas dos mil personas que van a tener controladas, hay que ver qué pasa con el diario del lunes. Pero me parece que este no era el momento. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/344907-cecilia-moreau-la-oposicion-es-lobista-de-pfizer

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar