Cristina Caamaño: “Me voy a presentar para aclarar la situación” | María Servini va a indagarla por la filtración de un libro de actas que la propia funcionaria denunció


La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, tendrá que presentarse el viernes 16 ante la jueza María Servini, que quiere indagarla por la filtración de un libro de actas que ella entregó en la justicia federal de Lomas de Zamora en el marco de la investigación por el espionaje macrista. Se trataba de un cuaderno donde figuraba el listado de resoluciones adoptadas en la exSIDE entre 2016 y 2018.  La filtración fue uno de los caballitos de batalla favoritos de los exfuncionarios del gobierno de Mauricio Macri y de los espías que a ellos respondían para intentar relativizar los sorprendentes hallazgos sobre el accionar de los servicios que se hicieron mientras la causa estaba en manos del juez Juan Pablo Augé y de los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide. “Me voy a presentar para aclarar toda la situación”, le dice Caamaño a PáginaI12.La causa que tramita en el juzgado de Servini se inició el 28 de septiembre pasado a raíz de una denuncia de cuatro exagentes, que afirmaban que se habían violado importantes secretos políticos y militares al hacerse pública la copia de un libro de actas que Caamaño había enviado a la fiscalía de Lomas de Zamora a pedido de uno de los imputados por el espionaje a Cristina Fernández de Kirchner en el Instituto Patria. En plena pandemia, las defensas pidieron acceder al material y se terminó subiendo al sistema, desde donde se produjo la filtración. Tanto Caamaño como los fiscales denunciaron que se había difundido la documentación que tenía nombres de agentes y exagentes. La interventora, en los tribunales de Comodoro Py; los fiscales, en Lomas. El llamado a indagatoria de Caamaño es el primer coletazo de esa historia.– ¿Cómo tomó la citación a indagatoria de Servini?–Siempre estuve a derecho, siempre respondí todos los requerimientos judiciales que me hicieron todos los jueces y particularmente los que me hizo Servini como imputada. Me voy a presentar el 16 a aclarar toda la situación, aunque sea la única llamada a indagatoria.–¿Se reevaluaron las medidas de seguridad al interior de la AFI después de la filtración del año pasado?–Hacia el interior de la Agencia causó bastante sorpresa porque todas las resoluciones pasan por distintos lugares: donde se busca la información, donde se arma el borrador, por Jurídicos, que le da un viso de legalidad y es el que pone las medidas de seguridad. Después de todo eso viene para que yo lo mire, lo corrija y lo firme. No puedo poner más medidas de seguridad de las que pongo. Lo único que ahora hacemos es cuando nos piden información en bloque la vamos remitiendo parcialmente para asegurarnos de que sea lo que nos están pidiendo. La única medida que exige la ley es que la documentación tenga el sello de agua, que salga numerada. No hay ninguna resolución que ordene testar los nombres. Eso no surge de ningún lado. Eso es un mito de la Agencia. — ¿Analizaron si hubo riesgo para los agentes después de la difusión de sus identidades?–Por supuesto que lo analizamos. Nosotros tenemos dos posibilidades. Una es cumplir con la manda judicial y otra es incumplirla y arriesgarnos a un allanamiento. Por supuesto que cumplimos y aplicamos todas las medidas de seguridad. Ninguno de los agentes que estaba en el exterior corrió riesgos porque yo ya había hecho volver a todos. Se había atrasado uno solo, a quien no le ocasionó absolutamente nada. Los agentes no salen con nombres supuestos, son agentes de enlace, no espías. Hay agentes que se sintieron afectados. Está bien, pero la realidad es que nadie corrió peligro.– ¿Responsabiliza a alguien por la filtración?– Yo hice la denuncia como NN, sin responsabilizar a nadie.– ¿Toma esta causa como una respuesta a las denuncias que usted presentó desde que se hizo cargo de la AFI? De hecho, se origina por su actuación en un expediente que surgió por una denuncia suya: el espionaje en el Instituto Patria.– A mí, el Presidente me nombró interventora para ordenar, para transparentar, para sacar a la luz lo que había ahí. Yo, como funcionaria pública, tengo obligación si veo una irregularidad de hacer una denuncia. Nosotros en ninguna causa nos pusimos como querellantes o solicitamos serlo. Es el juez el que tiene que resolver si lo que yo veo como una irregularidad termina siendo un delito o no es nada, o si la prueba es suficiente o si estoy viendo cosas que no son. –¿Le impactó en particular algún hecho que encontró a su llegada?– Hice muchas denuncias desde que llegué. Me parece que hay algunas denuncias que tienen más impacto que otras. Por ejemplo, la del ARA San Juan. De todas las que hice es la que me pareció más traumática. Pienso que es tremendo que junto a la desaparición de los 44 tripulantes hayan decidido espiar a los familiares para saber qué le iban a preguntar al Presidente cuando se juntaban con él. Me parte el alma que le hayan sacado foto a niños. Me parece que hay denuncias que tienen más fortaleza, más pruebas que otras. Yo hice la denuncia de que el arreglo del piso en el que ahora estoy salió 800 mil dólares. A mí me parece que es una locura que un funcionario público haya gastado esa suma en su despacho. Lo tenía que denunciar. Me mandaron como interventora.– En el último tiempo no hubo nuevas denuncias. — La agenda de la intervención ya terminó o prácticamente ya está terminando. Ahora hay una agenda que es la de la Agencia propiamente, más allá de que yo siga siendo la interventora hasta que el Senado trate el pliego. Fui a eso: fui a transparentar. Encontramos 250.000 fichas, que en su gran mayoría son de la dictadura. El otro día le dimos tres biblioratos de información al Movimiento Evita. Tenemos una competencia originaria en terrorismo, que es lo más importante para la Agencia. Argentina tuvo dos atentados y no nos podemos dar el lujo de desconocer eso. De hecho, el lunes estuve por Zoom en Naciones Unidas y Argentina marcó su posición. Estamos trabajando para que esto dure: para que no volvamos al espionaje ilegal, a perseguir gente, al carpetazo. Nosotros estamos haciendo ahora lo que hacen las agencias más importantes del mundo desde hace muchos años. –¿Cómo evalúa el avance de las causas sobre espionaje?–No sé en qué estado se encuentra ninguna de las causas. Jamás llamé a ningún juzgado para preguntar. Hice la denuncia y ya está. Estamos atentos a lo que nos piden.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/352527-cristina-caamano-me-voy-a-presentar-para-aclarar-la-situacio

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar