Denunciaron que la policía correntina “aprieta” a militantes para que digan que el disparo contra el diputado Miguel Arias salió desde dentro del acto  | La concejala Celeste Ascúa (FdT) hizo pública la denuncia en el Concejo Deliberante de Paso de los Libres 


La investigación del atentado al diputado correntino del Frente de Todos, Miguel Arias, que recibió el jueves de la semana pasada un disparo en el acto del cierre de campaña provincial en la pequeña localidad Tapebicuá, está estancada y en medio de duras críticas a los investigadores. Por caso, la concejala del FdT, Celeste Ascúa, denunció en el Concejo Deliberante de Paso de los Libres que militantes del peronismo que participaron del acto fueron “apretados” por la policía de Corrientes para que digan que la bala partió de alguno de los presentes en el acto. Ascúa también arremetió contra el “blindaje mediático” en la investigación del hecho, luego de que dos ediles del oficialismo provincial desestimaran que fuera un atentado político y lo calificaran como “un hecho de violencia”. El último parte médico de Arias, ahora internado en terapia intensiva del Hospital Escuela de la capital de Corrientes, sostiene que el diputado provincial “continúa su evolución dentro de lo previsto”, mientras su familia designó un abogado para presentarse en la causa judicial como “particular damnificado” y conocer los detalles de la cuestionada investigación. “Los compañeros están siendo apretados. Nosotros estuvimos hablando con la fiscalía, nos pusimos a disposición de ellos. Pasamos la lista de absolutamente todas las personas que estaban en el acto, a las cuales conocemos, le pasamos la lista de los nombres con sus números de teléfono para que les tomen declaración, porque al día siguiente del atentado político contra el compañero Miguel Arias, uno de mis compañeros fue apretado por la policía y le incitaron a decir que el tiro vino de adentro del acto y le decían con textuales palabras ‘no te hagas el pelotudo y decinos que el tiro vino de adentro del acto. ¿O querés hacerlo por las malas?’. Eso no es una toma de declaración. Eso es un apriete de la Policía de la provincia. Por eso nosotros pusimos a disposición de la fiscalía la lista de todas las personas que estuvieron porque no tenemos garantías con la policía de la provincia”, afirmó Ascúa (hermana del intendente de Paso de los Libres) en el Concejo Deliberante. En diálogo con PáginaI12, Ascúa explicó que “al día siguiente del atentado, algunos de mis compañeros de la juventud peronista que estaban en el acto fueron llamados a declarar. Ellos me comentaron que la Policía, a uno de ellos en particular, lo encerró en una pieza y le presionaba para que diga que el tiro había venido del acto”. “Después de eso –continuó Ascúa— comenzó a correr el rumor de que la investigación había surgido el apellido de este compañero como posible sospechoso. Es parte de la estigmatización de estos compañeros de la JP porque viven en un barrio periférico de Libres, que se llama Catamarca”. “Estamos muy preocupados. No sabemos quien fue el autor del atentado pero sabemos quien no fue. Este compañero estaba adelante de todo, tocando un bombo, como parte de los instrumentos que nos prestó una comparsa de Paso de los Libres. Eso está registrado por las imágenes del drone que teníamos en el acto”, agregó la concejala ante este diario. Los organizadores del acto también aportaron a la fiscalía las imágenes del drone, otras filmaciones y fotografías de los asistentes, al igual que la lista de todos los militantes que participaron del acto. Pero la preocupación del FdT resurgió cuando los testigos que desfilaron ante la fiscalía de Paso de los Libres comentaron que el fiscal Facundo Sotelo los indagaba sobre el militante de la JP, que “apretó” la policía provincial. En declaraciones a distintos medios de comunicación durante el fin de semana, Sotelo sostenía que “los datos preliminares del orificio de entrada nos llevan a presumir que el disparo fue efectuado a corta distancia, por ende fue proveniente del público presente del predio”. Una línea de investigación que parece nos prosperar. Tampoco tuvo resultados positivos el allanamiento al domicilio del dueño del vehículo Volkswagen Gol, un integrante de la Prefectura Naval Argentina, que fue observado por los testigos en las inmediaciones del acto de campaña en el que se dio el atentado. Con la particularidad que el fiscal Sotelo encomendó ese allanamiento a la cuestionada Unidad Regional de la Policía de Corrientes. Varios de los participantes del acto, como la candidata a viceintendenta de Tapebicuá, Gloria Soledad Pared –quien estaba hablando en el acto cuando Arias sufrió el disparo—fueron trasladados a Paso de los Libres y están bajo custodia de la Policía Federal, cuya fuerza aportó la ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic para colaborar con la investigación judicial.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/365471-denunciaron-que-la-policia-correntina-aprieta-a-militantes-p