El debate de Alberto Fernández con los intelectuales de Agenda Argentina | Dialogaron sobre los desafíos de un nuevo acuerdo social y políticas públicas para enfrentar los discursos de odio


El presidente Alberto Fernández se reunió este martes en el Museo del Bicentenario con un grupo de intelectuales, académicos y distintos funcionarios que se nuclean en el colectivo denominado Agenda Argentina. Junto a ellos, el mandatario reflexionó acerca de “los principales desafíos que implica la construcción de un nuevo acuerdo social”. Según supo este diario, en el encuentro se discutieron algunos ejes de trabajo, principalmente centrados en la consolidación y profundización de los debates dentro del Frente de Todos y, además, los académicos le acercaron a Fernández una serie de propuestas de políticas públicas dirigidas a las juventudes y otras referidas, según explicó Nahuel Sosa, coordinador del espacio, “a dar la disputa frente a los discursos de odio y la antipolítica que está proponiendo un sector de la derecha”. Además, los académicos se comprometieron a “ir a hablarles a los votantes que están descontentos con Alberto, pero que lo votaron en 2019”, aunque aclararon que la reunión no giró en torno a la campaña, sino “a las políticas públicas que debemos tomar a mediano y largo plazo y cómo se llevan a cabo”.El formato que se decidió para la reunión fue el del diálogo. Los participantes –alrededor de treinta– se sentaron cara a cara con el Presidente y por más de dos horas fueron comentando distintas cuestiones que Fernández les respondía de forma directa. En otras ocasiones él reflexionaba en voz alta sobre los temas que proponían. En un momento, por ejemplo, para graficar la importancia de que los intelectuales nunca pierdan su postura crítica, el mandatario utilizó una analogía futbolística: “hay que buscar un punto intermedio: los intelectuales no deben ser plateístas que solo miran el partido –sino que se deben comprometer con la práctica política–, pero a su vez tampoco tienen que salir a jugar el partido y terminar siendo justificadores de cualquier error o siendo obedientes”. El rol que todo intelectual debe tomar, según considera el Presidente, es el de tener “una mirada crítica, pero siempre comprometida con un proyecto colectivo”.Además de Fernández, sentado a su lado estuvo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. La coordinación estuvo a cargo de Sosa y de Cecilia Gómez Mirada,
subsecretaria de Relaciones Institucionales y referente del espacio. También participó el asesor presidencial Alejandro Grimson, que realizó varias intervenciones al igual que las sociólogas Sol Prieto y Ana Castellani. Agenda Argentina es un espacio que se formó en 2018 y que nació en base a los grupos Callao, Fragata, Genera y otros centros de pensamiento. De él forman parte referentes de distintas vertientes de la academia, la ciencia, la
cultura, la comunicación, el trabajo y el activismo, y participan de forma regular el jefe de Gabinete y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, junto a otros funcionarios del Gobierno como la ministra de Seguridad, Sabina Fréderic, y el de Desarrollo productivo, Matías Kulfas.Luego del intercambio y el debate de ideas, el Presidente cerró el encuentro con un discurso en el que planteó varios ejes. En principio comentó a los presentes su preocupación por “los invisibles”. Se refería a aquellos 9 millones de argentinos que solicitaron el IFE y que no figuraban en los registros del Estado hasta ese momento. Fernández planteó la necesidad de, además de integrar a esas personas económicamente al sistema mediante el trabajo, de integrarlos de forma simbólica.
Otra de las preocupaciones que el Presidente transmitió a los académicos fue todo aquello vinculado a los discursos de odio. “Alberto hizo ahí otra analogía que fue la de marcar la diferencia entre los liberales como (Domingo) Sarmiento o (Juan Bautista) Alberdi que, si bien eran liberales, a diferencia de los liberales actuales, tenían una preocupación por la educación pública y por el otro. Esta suerte de nuevos liberales son profundamente reaccionarios y virulentos”, indicaron a este diario algunos de los asistentes.En esa línea, Sosa comentó a Página/12 que “mientras la derecha plantea que el futuro es la incertidumbre, nosotros tenemos que plantear que el futuro es un derecho y una construcción colectiva. Tenemos que tratar de pensar cómo desde el proyecto popular se construye un nuevo ideario de ese futuro, que conecte con demandas actuales como el ambientalismo, los feminismos, las nuevas formas de las subjetividades”.
Con ese objetivo, los miembros de Agenda Argentina están pensando una serie de eventos y debates que integren a todas las corrientes del FdT. “Vamos a ir a las distintas universidades del país, sobre todo a las que están en provincias donde crece más Juntos por el Cambio. El viernes estaremos en Paraná y después iremos a Villa María”, comentó Sosa. Además, el sábado 4 de septiembre realizarán una actividad en CABA con el precandidato a diputado del FdT Leandro Santoro, Cafiero, Grimson, Castellani, el senador Mariano Recalde, la asesora presidencial Dora Barrancos, el psicoanalista Jorge Alemán y la politóloga María Esperanza Casullo. En octubre, la idea de Agenda Argentina es organizar un foro que cuente con la presencia del Presidente. “Hicimos un foro en la UMET hace dos años que se llamó ‘Hablemos de ideas’, después hicimos otro que se llamó ‘Hablemos de transformaciones’ y, si bien aún no definimos el nombre para el próximo, la idea es que haya funcionarios, personas del ámbito académico y activismos. Es fundamental construir ese diálogo”, concluyó Sosa.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/363657-el-debate-de-alberto-fernandez-con-los-intelectuales-de-agen