El Moderno homenajea a Elda Cerrato con una obra sobre el peso del exilio y las tensiones políticas – OmRadio.ar

La exposición recorre toda la obra artística de Cerrato, con piezas desde finales de los años 50 hasta el 2003.

La exposicin recorre toda la obra artstica de Cerrato, con piezas desde finales de los aos 50 hasta el 2003.

La bsqueda personal y social atravesada por la propia vida, el arte y la academia imprimen su sello particular a la primera retrospectiva de Elda Cerrato (Italia, 1930) que bajo el ttulo «El da maravilloso de los pueblos» acaba de inaugurar en el Museo Moderno de Buenos Aires con curadura de Carla Barbero y Marcos Krmer.

La muestra inaugur el calendario de exhibiciones de este ao, lleva el nombre de una obra que no est presente en la exhibicin, en esta cartografa y representacin de mapas que es caracterstica de la artista desde la dcada del 70, cuando su mirada se pos sobre los procesos sociales en Amrica Latina y para Barbero su ttulo remite a un juego del tiempo y tiene una mirada esperanzadora.

El trabajo curatorial de Barbero y Marcos Kramer en la investigacin que arranc en 2018 se presenta en la disposicin y seleccin de las piezas, en los textos curatoriales que contextualizan las obras y en los recorridos e investigaciones diversos de la artista, que permiten comprender su legado y trayectoria.

Ubicada en una amplia sala del subsuelo del museo, se desarrolla un recorrido marcado por las distintas etapas artstica de Cerrato, entre los que estn el informalismo plstico, el abstracto biomrfico, el perodo de grandes espacios y cosmovisiones, las recreaciones de mapas completos o fragmentados y lo poltico social como huella.

Al comienzo del recorrido dos obras dan inicio y cierre al ciclo de la muestra: son «Un resultado de la elaboracin del Okidanokh» de la serie produccin de energa (1966) y «Momentos memorables VII» de la serie «Bloque espacio tiempo» (2003). De la dcada del 70, una obra suspendida del techo llama la atencin: con ambos lados pintados, su nombre «Estructura de ncleos generativos 1 y 2. Multiplicidad» (1970 de la «Serie Ser Beta aislado, que se presenta por primera vez en este espacio.

La exposicin recorre toda la obra artstica de Cerrato, con piezas desde finales de los aos 50 hasta el 2003. Barbero destaca el diseo de la exposicin de Ivn Rosler «que intenta cristalizar visualmente la idea sobre la multidimensionalidad donde el tiempo es el espacio». Y aunque hay un recorrido cronolgico, las capas de intereses «formales, plsticos o conceptuales» se superponen, indica la curadora.

Nacida en Italia, en 1937 viaj junto a su madre a San Pablo (Brasil) tras el exilio de su padre, partisano, en pleno ascenso del fascismo, y luego de dos aos, por una nueva mudanza, a Buenos Aires. Este peregrinar es una constante que refiere la artista en su vida y que se refleja en sus obras sobre «el sueo de la casita propia», presente en la exposicin.

En el video de inauguracin de la muestra, ante la imposibilidad de estar presente, Cerrato comenta que uno de los conceptos que atraviesan su vida (y obra) son «los encuentros que no son causales y que no se pueden controlar», como el encuentro con su pareja de toda la vida, como obra de un «destino» que propone caminos a ser recorridos.


La invitacin de la artista

El entramado entre su obra, vida y pensamientos, muy marcado en esta exhibicin, dice la artista, es la «insistencia del ser Beta», que surgi en la colinas tucumanas de la Universidad Nacional de Tucumn. Tambin refiere sus seminarios con Carlos Castaneda y experiencias en la alta selva Amaznica. Esto deriv en la realizacin de una pelcula de animacin en 16 milmetros, -que se muestra en la exhibicin-, creada en un momento en que «haba decidido que no iba a seguir pintando» (1970-1972) e iba a investigar otras modalidades.

En sus estancias en Venezuela y su relacin con los intelectuales, para la artista comenz a cobrar dimensin la evidencia de que «Argentina estaba en Latinoamrica» y que haba un pasado que no tena que ver con la mirada europea. En los aos 70, seala, se produjo un cambio, con los viajes, una «toma de conciencia del lugar donde estbamos de todo un pasado que haba sucedido»: «el pasado es algo que est abierto, no es el comienzo de algo solamente» y «tampoco el futuro es lo que viene».

En esta antolgica se exhiben tambin sus investigaciones en otras materialidades y las bsquedas tericas como sustento, como la reproductibilidad de las obras de arte de Walter Benjamin y la semiologa de Ferdinand de Saussure, as como las derivaciones del lenguaje visual de los medios masivos de comunicacin. Su serie grfica figurativa, las siluetas y la memoria o ausencia, como reflejo de la consecuencia de las dictaduras, los edificios emblemticos como el Congreso, la Casa de Gobierno y Tribunales, se rodean de pequeos rostros, multitudes o siluetas tenues.

Acerca de la «pertinencia» de la obra de Cerrato sobre los sistemas democrticos en Latinoamrica, sus instituciones y las tensiones, Barbero dice que este contexto en el que «el poder judicial» participa de agenda meditica y poltica, se plasma en una instalacin con dibujos en papel serigrafiado que cuelgan desde el techo con impresiones de siluetas de rboles y sobre la pared, detrs, un dibujo del Palacio de Justicia, que de algn modo queda oculto. «Ocultamientos», es la instalacin recreada para la exhibicin, que fue presentada en 1994 en el Centro Cultural Recoleta.

La serie «Ser Beta» est relacionada con una bsqueda personal sobre el «sentido de la vida», atravesada por su formacin en bioqumica y la mirada mstica vital con el pensamiento de George Gurdjieff y la Escuela del Cuarto Camino -de la que particip-, que la llevar a mudarse a Caracas (Venezuela) junto con su compaero en 1960, Luis Zubillaga, compositor de msica contempornea y docente.

En Venezuela, despus de alejarse del grupo que motiv la mudanza, ambos se relacionaron con la vanguardia renovadora de la izquierda, «que fluctuaba entre el surrealismo y el marxismo», segn cont Cerrato en una entrevista que le hicieron en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo en 2011, de donde fue docente e investigadora en los 70 y luego de su exilio en Venezuela (1977-1983) con el regreso de la democracia a Argentina.

Esta primera estada en el pas latinoamericano impuls y afirm su vida como docente y artista. En 1964, de regreso en Argentina, naci su hijo y el matrimonio se mud por trabajo a Tucumn. Es el tiempo de aparicin y profundizacin de lo espiritual con la serie «Ser Beta». Tras quedarse sin trabajo Zubillaga, durante la dictadura de Ongana, regresaron a Buenos Aires en 1967. La obra de Cerrato cobr otro sentido, como se ejemplifica en «La llegada del Ser Beta a la Tierra» (1973), y «Contacto con la Tierra I» (1972), donde la concepcin espiritual y elevada se estrella en la realidad de la vida.

En 1975 la obra «Dominacin» de la serie Geohistoriografa» (1975) da cuenta de este cambio. Dentro de una figura ovoidea, el mapa de la Argentina y debajo, como un zcalo los retratos de rostros dibujados de distintos mandos militares. Otra variante es la de distintos representantes del pueblo.

«La obra de Elda Cerrato atraviesa varias dcadas de arte, situada en el contexto latinoamericano, en un vaivn entre Argentina y Venezuela, con viajes motivados siempre por las crisis y las tensiones polticas. Cerrato ha construido un cuerpo de obra que se relaciona a las tendencias ms elocuentes del arte latinoamericano desde la pintura informalista hasta el arte conceptual, aunque lo hace desde una singularidad que pone en relacin una visin vital que integra el conocimiento cientfico, las prcticas esotricas y el compromiso poltico», segn la curadora.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202103/547168-el-moderno-homenajea-a-elda-cerrato-con-una-obra-sobre-el-peso-del-exilio-y-las-tensiones-politicas.html

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar