En busca de una ley que avale las restricciones | Tras el fallo de la Corte a favor de CABA, el Ejecutivo recurrirá el Congreso 


El fallo de la Corte Suprema desconoció la autoridad del Gobierno Nacional para suspender las clases presenciales y avaló la autonomía y la postura del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. En la Casa Rosada, sin embargo, afirman que esta sentencia no tiene efecto ya que los supremos tomaron postura sobre el DNU anterior –que venció el 30 de abril– y nada dijeron sobre el vigente. Por lo tanto, el Poder Ejecutivo considera que si el GCBA sigue sin aplicar la normativa actual, seguirá incumpliendo con la ley. Además, ayer en el marco del Consejo Federal de Educación, las 24 jurisdicciones votaron regulaciones conforme con las categorías de riesgo epidemiológico y sanitario establecidas en el DNU presidencial actual avalando la postura de Nación. CABA y Mendoza fueron las únicas en votar en contra, pero la oposición se vio dividida ya que Jujuy y Corrientes acompañaron la posición mayoritaria. “Voy a cuidar la salud de los argentinos por más que escriban muchas hojas de sentencias”, aseguró el Presidente Alberto Fernández. El Gobierno pretende “salir por arriba” de este conflicto proponiendo en el Congreso una ley que establezca parámetros claros para tomar las próximas medidas y que esos indicadores sean consensuados. Estiman que presentarán el borrador de la norma entre esta semana y la que viene.En el fallo que emitió este martes, la CSJN incorporó el concepto de “acto concurrente” que está vinculado a que, más allá de la autonomía de la Ciudad, ésta debe respetar los consensos a los que llega la mayoría de las provincias y, según indican fuentes de Balcarce 50, ese consenso se alcanzó la tarde del martes en el marco del Consejo Federal de Educación. Es decir, la Ciudad no solo estaría incumpliendo con el DNU presidencial, sino también con el acto concurrente votado por todas las jurisdicciones. A su vez, desde Gobierno aseguran que están en contra de judicializar las medidas sanitarias, ya que “los problemas de la sociedad se tienen que resolver de la manera más armoniosa posible y evitando la judicialización”. Sobre el fallo, el Presidente dijo –durante un acto en el que anunció un nuevo plan que reforzará la conectividad en las escuelas con una inversión de 20.000 millones de pesos y 633 mil computadoras– que “soy un hombre que ama el estado de derecho, que lo reivindica y respeto las sentencias judiciales. También hace 30 años que enseño Derecho en la Universidad de Buenos Aires y me apena ver la decrepitud del derecho convertido en sentencias. Pero es el tiempo que me ha tocado y también deberemos luchar contra eso”. Fuentes del Ejecutivo, agregaron que consideran que actualmente existe “una excesiva judicialización de la política y una excesiva politización de la Justicia” y que eso “no excede a la Corte Suprema”.En ese sentido, ante la consulta de este diario acerca de cómo continuará, luego de este fallo, la relación del Gobierno Nacional con la CSJN, desde Casa Rosada aseguraron que “la relación con la Corte es una relación institucional. Nosotros tenemos serios cuestionamientos a todo el sistema de Justicia y lo venimos diciendo desde la campaña, así como ya en el Gobierno hemos presentado proyectos que van en esa línea”. El problema, explican, es que para avanzar con esos proyectos hace falta voluntad por parte de la oposición porque el proyecto de reforma judicial que presentó el oficialismo, por ejemplo, obtuvo media sanción en la Cámara de Senadores y no avanza en la de Diputados.Lo que dice el comunicado del gobiernoEn un escrito que emitió el Gobierno y que llevó la firma del secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi, el Ejecutivo argumentó que han sido elegidos democráticamente “para adoptar las medidas que se considera pertinentes para proteger la salud pública” y lamentó que la Corte Suprema haya resuelto “con inusitado rigor formal”. En el comunicado repasaron la situación epidemiológica, las medidas que tomó la gestión de Fernández para mitigar la pandemia, y reafirmaron la idea de enviar proyecto de ley al Congreso para regular la gestión de la pandemia. Además consideraron que la Corte se expidió “como si no estuviese en riesgo la salud pública”. A lo largo de 20 ítems, puntualizaron que el gobierno fue elegido en elecciones democráticas para adoptar las medidas que considera pertinentes para proteger la salud pública y la vida de las personas, así como la oportunidad, mérito y conveniencia de las mismas, en el marco de una pandemia producida por un virus que no reconoce límites políticos y que el año pasado, desde el AMBA, se extendió a todo el país”. Por último, destacaron la “utilidad de las medidas” adoptadas en el DNU ya que “se verificó la disminución de la curva de contagios en el AMBA, y en forma más marcada en provincia de Buenos Aires”.La voz de CFKLa vicepresidenta consideró que el fallo de la Corte representó un golpe a las instituciones al decir que actualmente “los golpes contra las instituciones democráticas elegidas por el voto popular, ya no son como antaño”. Luego ironizó “¿no será mejor presentarse a concursar por un cargo de Juez al Consejo de la Magistratura o que un Presidente te proponga para Ministro de la Corte?”. La presidenta del Senado escribió que “la Corte acaba de decidir, en plena pandemia decretada por la OMS, emergencia sanitaria sancionada por el Congreso de la Nación y con más de 65.000 muertos en la Argentina, que el Poder Ejecutivo Nacional no tiene competencias para tomar medidas sanitarias”.Además, agregó que “el 30 de abril, el Senado fue notificado de una insólita e inédita resolución por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de CABA. Créase o no, en esa resolución se hacía lugar a una acción de ¡Habeas Corpus contra el Congreso de la Nación, intimándolo para que en 15 días sancione leyes! Ignorando no sólo la división de poderes, sino peor aún: ignorando lo que es un Habeas Corpus”. La vicepresidenta, en tanto, subrayó que “ese mismo día, 30 de abril, la Cámara Contencioso Administrativa Federal, a pedido de Clarín, decidió suspender la vigencia del DNU que declaró como servicio público a la telefonía celular, internet y la televisión por cable. O sea, te van a poder aumentar el cable, internet y el celular, cuánto, cómo y cuándo se les dé la gana. Como verás, el Poder Judicial es también tu problema”.Las críticas KicillofDurante el acto en el que junto al Presidente relanzaron el programa Juana Manso, el gobernador cuestionó a la oposición al opinar que “el daño que hizo el gobierno anterior al decidir interrumpir este programa es enorme”. “Hoy se pueden inventar debates que no existen, pero todos los países tuvieron que abandonar la presencialidad cuando el virus avanzó. No es un invento argentino. Estamos enfrascados en un debate extraño y lo raro es que los que tanto se preocupan por la educación son los mismos que deberían explicar por qué les dejaron de dar computadoras a los chicos”, señaló.Luego, Kicillof subrayó que “es difícil sostener un debate sobre educación con los mismos que cuando fueron gobierno atacaron a maestros y al sistema publico y desinvirtieron como nunca antes”. “Es difícil que aquellos que le hicieron tanto daño a la educación ahora se paren como sus defensores”, remarcó.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/339798-en-busca-de-una-ley-que-avale-las-restricciones

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar