Om Radio Noticias Espionaje ilegal: la indagatoria a Cristina Caamaño y la estrategia macrista de torpedear las investigaciones | La interventora de la AFI ante la jueza Servini

Espionaje ilegal: la indagatoria a Cristina Caamaño y la estrategia macrista de torpedear las investigaciones | La interventora de la AFI ante la jueza Servini

Espionaje ilegal: la indagatoria a Cristina Caamaño y la estrategia macrista de torpedear las investigaciones | La interventora de la AFI ante la jueza Servini post thumbnail image


La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, será indagada este mediodía por la jueza María Servini por la filtración de un libro de actas de la exSIDE, que ella había enviado a Lomas de Zamora para investigar el espionaje contra Cristina Fernández de Kirchner en el Instituto Patria. La denuncia contra Caamaño fue motorizada por un grupo de exagentes junto con dirigentes de la oposición como Cristian Ritondo, Jorge Enríquez, Fernando Iglesias y Waldo Wolff. Desde el macrismo siempre se usó la filtración como un caballito de batalla para torpedear las investigaciones sobre el espionaje durante la gestión Cambiemos.Caamaño cree que la citación a indagatoria es infundada. “Siempre estuve a derecho, siempre respondí todos los requerimientos judiciales que me hicieron todos los jueces y particularmente los que me hizo Servini como imputada”, le dijo la interventora a este diario horas después de que la jueza la llamara a declarar como acusada. Un grupo de cuatro exagentes presentó el 28 de septiembre del año pasado una denuncia contra Caamaño por abuso de autoridad y violación de secretos. Todo se produjo a raíz de la divulgación en portales una copia de un libro de actas que ella había mandado a la fiscalía de Lomas de Zamora, que conducía la investigación sobre el espionaje en el Instituto Patria. En ese expediente están procesados el exdirector general Gustavo Arribas, la exsubdirectora Silvia Majdalani, el exdirector operacional de Contrainteligencia Martín Coste y el exdirector de Operaciones Especiales Alan Ruiz.Coste, que ocupó un alto cargo en la AFI durante la última etapa de la gestión Arribas, terminó denunciando a sus exjefes por las maniobras para encubrir el espionaje contra CFK. Lo hizo primero ante la Bicameral de Inteligencia el 26 de junio del año pasado. Lo ratificó el 10 de julio del año pasado ante el juez Juan Pablo Augé cuando tuvo que presentarse a indagatoria, pero pidió declarar cuando tuviera leída la causa. Augé fijó una nueva audiencia para exactamente una semana después. El defensor de Coste pidió, entonces, acceder a las resoluciones que había firmado Arribas para que su defendido pudiera explicar, entre otras cosas, por qué no podía denunciar lo que sabía internamente porque los cargos claves en la AFI estaban ocupados por amigos o parientes del entonces Señor Cinco.El 16 de julio del año pasado, a las 18.30, llegó a la fiscalía de Lomas un cuaderno de 135 hojas anilladas con las actas que hacían referencia a las resoluciones que Arribas había firmado entre 2016 y 2018. la interventora pidió a los fiscales que el material se consultara únicamente en la fiscalía para evitar filtraciones. Coste declaró al día siguiente. Estuvo más de seis horas en el despacho del juez Augé. La audiencia terminó porque se cortó la luz en la zona. Al lunes siguiente, el exdirector operacional de Contrainteligencia avisó que estaba con síntomas de covid. Aun así, la fiscal Cecilia Incardona y el secretario del juzgado fueron hasta la casa de Coste para que firmara el acta que no se había podido firmar al final de la indagatoria por el corte de luz. La declaración terminó con cinco personas con covid. La fiscal estuvo once días internada. El fiscal Santiago Eyherabide también se contagió, aunque lo transitó sin síntomas severos. Augé debió guardar reposo estricto.En ese ínterin, Arribas y Majdalani pidieron acceder al libro de actas, como había podido hacerlo Coste para defenderse. El material se terminó subiendo al sistema y, desde allí, se filtró. Cuando los fiscales advirtieron la filtración, le pidieron a Augé que lo bajara y denunciaron los hechos ante el juez. Caamaño también presentó una denuncia, pero en los tribunales de Comodoro Py.Las denuncias de filtración de datos fueron constantes por parte de los funcionarios del macrismo e incluso del propio Mauricio Macri, como una forma de contrarrestar las investigaciones que estaban saliendo a la luz y mostraban que el espionaje había sido tan extendido que hasta había tenido como víctima a la propia hermana del entonces presidente Florencia Macri. Las actas, que envió Caamaño a pedido de los fiscales, eran fundamentales para entender, nada más y nada menos, la estructura de la AFI, desde donde se orquestaron las tareas de inteligencia ilegal.A priori, con el llamado a indagatoria, termina Caamaño colocada en el lugar de investigada después de haber promovido más de media docena de pesquisas sobre el rol de los espías durante la gestión de Macri. Entre otras, Caamaño denunció el espionaje en el Instituto Patria, la vigilancia en el marco de las cumbres mundiales del G20 y de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el control sobre los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan — por el cual fueron indagados en la última semana los exjerarcas de la AFI macrista.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/355241-espionaje-ilegal-la-indagatoria-a-cristina-caamano-y-la-estr

Deja una respuesta