Jorge Ramiro Tapia: “Nunca había visto un convenio para transportar la muerte” | Entrevista al embajador de Bolivia en Argentina 


El embajador boliviano en Argentina, Jorge Ramiro Tapia, no duda en repudiar el envío de material bélico del gobierno del expresidente Mauricio Macri a Bolivia en 2019, con el claro objetivo de colaborar con el golpe que derrocó a Evo Morales. “En mi vida como diplomático nunca había visto un convenio para transportar la muerte”, destaca el diplomático en diálogo con Página/12.Tapia recibió a este diario en la embajada boliviana en Argentina con la imperiosa necesidad de dividir las aguas entre funcionarios como Mauricio Macri o Patricia Bullrich y “la mayor parte de los argentinos que son solidarios”. “Es doloroso saber que un gobierno que estaba en los últimos días de su mandato se tome la atribución de llevar armamento a Bolivia para enfrentarnos entre hermanos”, plantea quien también fue ministro de Salud durante el gobierno de Evo Morales.
— ¿Cómo recibió la noticia del envío de material represivo de Argentina al gobierno de facto de Bolivia?– Me sorprendió. Y me dio muchísima pena porque este país no merece que un gobierno anterior haga quedar mal a todos los hermanos y las hermanas argentinas. Esa pena va porque creo que la mayor parte de los argentinos son solidarios, nos han permitido a muchos bolivianos vivir en su territorio. Hemos colaborado al desarrollo de este gran país y lo que nosotros queremos con la Argentina es hacer intercambios en educación, salud o energía para potenciar la región.– ¿Cómo se descubrió la documentación que deja expuesta la colaboración del gobierno de Macri con el golpe?– La información que nosotros tenemos es que entre los documentos que dejó el anterior embajador en la embajada boliviana (Normando Álvarez García) se encontró una nota de agradecimiento del excomandante de la fuerza aérea (Jorge Gonzalo Terceros Lara) por las armas que mandó Argentina para reprimir a nuestra población. Un material bélico que el excomandante agradece al embajador y aquí nos llama poderosamente la atención que haya ese conducto regular que no tienen las embajadas. — Por lo que dice, ese tipo de comunicaciones no son habituales en la diplomacia.– El conducto regular es la Cancillería, pero un servidor público de las fuerzas armadas se dirige directamente a la embajada. Eso es llamativo. El jueves en una entrevista el excanciller de Macri (Jorge Faurie) declaró que no sabía nada. Cualquier cosa que se saque, incluso una nota, tiene que ser dirigida a través de la Cancillería. Y el agradecimiento además indica que era para las acciones de los “levantamientos” que supuestamente había en Bolivia, es decir para reprimir.– La nota que lleva la firma del excomandante Terceros Lara tiene fecha 13/11 y sello de entrada a la embajada el 15/11. ¿Se sabe exactamente cuándo se realizó el envío de armamento a Bolivia?– No, eso todavía hay que aclararlo en las instancias correspondientes. Hay normas internacionales para transportar cualquier elemento que va de un país a otro. Hay que llenar unos formularios, ir a la Aduana y en este caso cuando el armamento es letal tiene aún más procedimientos. Le doy un ejemplo de cuando fui ministro de Salud. Aquella vez tuvimos una olimpíada en China (2008) y teníamos un gran tirador deportivo que necesitaba munición para prepararse. Nos tomaba mucho tiempo el tema de introducir munición al país. Éramos gobierno, teníamos los instrumentos pero los procedimientos se respetan. Y toman por lo menos unos cinco a siete días.– ¿Cómo analiza el vínculo entre el gobierno de Macri y Bolivia en aquellos días turbulentos de noviembre de 2019?– El día 10 de noviembre de 2019 el expresidente Morales presentó la renuncia y el 11 se hizo cargo del gobierno una persona sin el quórum reglamentario, con procedimientos inadecuados, una persona cuyo partido sacó el cinco por ciento de la votación en las elecciones. No se le permitió a Evo Morales salir de Bolivia, tuvo que haber una negociación y cuando se indicó a qué país debía ir era Argentina, pero Macri le negó el ingreso al país. Y cuando se dijo que iba a venir un avión mexicano para llevarlo a México, Macri tampoco quiso que se transite por los aires que le correspondían a Argentina. Esos mismos aires son los que han llevado armamento a Bolivia para reprimir.
— ¿Se comunicó con algún representante del gobierno argentino sobre este tema?
— Primero déjame decir que estamos muy agradecidos con el presidente Alberto Fernández, es un excelente líder que tiene la capacidad de sentir dolor por sus hermanos y vecinos. Eso es lo que ha expresado en su nota. Además expresa vergüenza. Le he mandado una carta de agradecimiento y felicitación porque ese es el representante de la Argentina solidaria, la Argentina que nos trata muy bien, como hermanos, como aquellos que enarbolamos la bandera de la igualdad. Ese es el hermano que queremos tener.– ¿Usted cree que Bolivia y Argentina deben avanzar judicialmente sobre Macri?– Creo que es una obligación moral aclarar estos aspectos y ver a los verdaderos responsables de estos hechos. Hay que hacer un análisis profundo y retrospectivo de algunas personalidades que han actuado inadecuadamente. Hace muchos años he sido cónsul general de Argentina, y previamente a mi posesión hubo una masacre en el Parque Indoamericano, donde asesinaron a bolivianos y a paraguayos. El jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires era el señor Mauricio Macri, y en lugar de pedir disculpas por el atropello que dieron a nuestras colectividades más bien los ridiculizó con epítetos inadecuados. En esa misma línea la señora Patricia Bullrich nos tildó a bolivianos, paraguayos y peruanos de delincuentes, de narcotraficantes. Inmediatamente hicimos la denuncia al Inadi porque no es correcta la generalización. Indicó que la mayor parte de las penitenciarías que hay en Argentina están llenas de extranjeros y eso es mentira. Y en este caso cuando indica que fueron gendarmes a Bolivia, muy bien, que lo analice la justicia pero nosotros queremos que un gobierno nos respete. Nuestra memoria no es frágil.– ¿Cree que existía un plan coordinado entre distintos gobiernos de derecha en la región para desestabilizar a Evo Morales?– Bueno, tiempo atrás también nos enteramos por el gobierno de Ecuador a través de su Cancillería que pedían la devolución de pertrechos militares que habían dado. Creo que todo esto tiene que investigarse tanto en Argentina como en Bolivia o Ecuador, una investigación muy prolija de los cánones que llevaron a este tipo de determinaciones. Ese triste pasado que teníamos con el Plan Cóndor se volvió a instaurar con este tipo de colaboraciones que solo conducen a enfrentamientos entre hermanos.– En el caso de Ecuador, si bien las autoridades reconocieron el envío de pertrechos se escudaron diciendo que no se trataba de armamento de guerra. ¿Qué piensa sobre ese tipo de argumentaciones?– Yo certifico que son armas letales. Las armas letales son las que hacen daño al ser humano y su última consecuencia es la muerte. Y en este caso en Bolivia ha habido muertos y heridos, mutilados, huérfanos, viudas y todo eso es producto de la represión de esa época. Entonces decir que esto era solo para poner orden… Pues para eso está el diálogo, para eso están las instituciones legalmente constituidas como los Parlamentos o las organizaciones sociales. No hace falta disparar ni un gas lacrimógeno, ni un balín, ni un cartucho en el siglo XXI. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/353830-jorge-ramiro-tapia-nunca-habia-visto-un-convenio-para-transp

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar