Jugando de visitante en Comodoro Py | Pasó el Memorándum, las causas que le quedan a Cristina

Jugando de visitante en Comodoro Py | Pasó el Memorándum, las causas que le quedan a Cristina


Cristina Kirchner podría decir que jugó tres y ganó tres, un resultado meritorio considerando que los partidos fueron de visitante, en la cancha inclinada de Comodoro Py. La exmandataria fue sobreseída en las causas dólar-futuro, Memorándum con Irán y aquella por los documentos históricos, que incluía la carta de San Martín que Vladimir Putin le regaló a CFK. Son los únicos tres expedientes con definiciones y en los tres fue sobreseida. La barra brava adversaria, mediática-política-judicial, alineada con el macrismo, alegará que todavía faltan otros diez partidos, todos de visitante y uno adicional que no tiene a Cristina como imputada pero que se usó contra ella: la muerte de Alberto Nisman. La realidad de los expedientes, la mayoría instruidos por Claudio Bonadio, es que a la hora de realizar las pericias o las pruebas más elementales, que debieron hacerse al principio, las acusaciones tienden a naufragar. La situación de los expedientes contra CFK es la siguiente:1 Causa dólar futuro: sobreseída. El Tribunal Oral ordenó una pericia con especialistas de la Corte Suprema. Ese estudio determinó que no hubo perjuicio para el estado y que ningún funcionario del gobierno de CFK se llevó dinero de esa operatoria. Por el contrario, los que hicieron plata fueron empresarios vinculados al macrismo, algunos de los cuales integraron luego el gobierno de Mauricio Macri. 2 Causa por los documentos históricos: sobreseída. Se determinó el origen de la carta de San Martín, la de O’Higgins y un prontuario de Hipólito Yrigoyen. Se acreditó que todos fueron regalos, por lo cual se desestimó que existiera algún robo de los documentos. La fiscal Alejandra Mangano propuso el sobreseimiento, el juez Marcelo Martínez de Giorgi lo convalidó y los documentos le fueron devueltos a Cristina, con el único requisito de que los inscriba en el Archivo General de la Nación. 3 Memorándum con Irán: sobreseída. El Tribunal Oral número 8 determinó que no hubo delito en la firma del tratado, entre otras cosas porque nunca entró en vigencia, tal como lo había dicho originalmente el juez Daniel Rafecas. El fallo de todas maneras describió la gravedad institucional de las visitas a Olivos y Casa Rosada de los camaristas de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, en especial en momentos previos a la reapertura del expediente, que había sido archivado por Rafecas. 4 Uso de los aviones presidenciales. Falta de mérito. La defensa de Cristina, a cargo de Carlos Beraldi, demostró que nunca se cargaron muebles ni se realizaron viajes para llevar los diarios a Calafate. Los aviones presidenciales tenían que cumplir con las horas de vuelo exigidas por el fabricante de los aparatos y por lo tanto hacían los tramos a Santa Cruz, pero no para llevar o traer diarios o muebles. 5 Rutas de Santa Cruz. Está en juicio en la actualidad. El corazón de la acusación es que el empresario Lázaro Báez ganó 51 de los 81 tramos que se licitaron y que fue favorecido por la expresidenta. En la semana que pasó declaró el empresario Juan Chediak, que fue titular de la Cámara de la Construcción y sostuvo que nunca recibieron ninguna denuncia por irregularidades en las licitaciones de Santa Cruz. En las próximas audiencias van a declarar otros empresarios y los exjefes de Gabinete, entre ellos el presidente Alberto Fernández. El juicio no termina este año, pero hasta el momento a Cristina se la nombra poco y nada, porque las licitaciones, adjudicaciones y casi todo el control se hizo en Santa Cruz. 6 y 7 Hotesur y Los Sauces: Están elevadas a juicio y haciéndose las pericias que juez Claudio Bonadio se negó a hacer. Por ejemplo, si los alquileres se hicieron a precios de mercado o encerraron alguna coima. Todo indica que no se encontrarán irregularidades ahí, por lo cual la causa quedará con poca base. Por supuesto que no faltaron los grotescos. Las causas eran una sola, pero Bonadio fue expulsado por violaciones procesales elementales. Sin embargo, con la ayuda de la oposición, se armó una causa melliza, y -como es obvio- cayó en manos de Bonadio que de esa manera se metió por la ventana. El final de la historia estuvo cantado: luego unificaron los dos expedientes, lo que indica que nunca debieron dividirse. En tramos fundamentales del expediente intervinieron Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, los visitantes de Macri, lo que presagia pedidos de nulidad. No habrá juicio, como mínimo hasta el segundo semestre de 2022. 8 Gas Natural Licuado. Falta de mérito. Otro expediente escandaloso, en el que hubo una pericia trucha por la cual está imputado por falso testimonio agravado el perito David Cohen. Pero ante el naufragio de ese estudio, copiado de estudiantes chilenos y sin base científica alguna, apareció en escena el falso abogado Marcelo D’Alessio, aceptado como testigo por el fiscal Carlos Stornelli y el juez Bonadío, que le tomaron declaración. El mes pasado, los especialistas de Prefectura entregaron una pericia estableciendo que no hubo sobreprecios en los gastos portuarios, que era una de las acusaciones. Sea como fuere, CFK no aparece ya en el radar de este expediente porque nada la vincula con esa operatoria. 9 Fotocopias de los cuadernos. Es el expediente más voluminoso, al punto que Bonadio lo dividió en varias partes. La base son las anotaciones del chofer Oscar Centeno y las declaraciones de los arrepentidos que, después de pasar por un calabozo, dijeron que entregaron dinero, o bien en el departamento de la calle Uruguay o a través del financista Ernesto Clarens. Quien apareció recibiendo los fondos fue un exsecretario de los Kirchner, el fallecido Daniel Muñoz, a quien después se le encontraron numerosas propiedades escondidas en Estados Unidos a nombre de sociedades en paraísos fiscales. A la exmandataria y a su familia, en cambio, nunca se les encontró dinero o sociedades ocultas. El juicio seguro no arranca hasta muy entrado en 2022, aunque hasta podría quedar para 2023. Una cuestión pendiente es la asombrosa historia de los cuadernos que Centeno dijo haberlos quemado y luego aparecieron casi todos sanos y salvos. En el expediente se produjo el escandaloso sobreseimiento de los ejecutivos de Techint con el argumento de que pagaron coimas, pero por razones humanitarias, para preservar a sus empleados venezolanos, algo que ni ellos mismos argumentaron en su momento. Pero la cuestión más grave fue la manipulación de las fotocopias de lo Cuadernos para que el expediente lo manejen el fiscal Stornelli y el juez Bonadio: debió haber un sorteo, pero se esquivó con una maniobra grosera para unificarla con una causa que ya tenía el magistrado.10 Subsidios a colectivos y trenes: es uno de los expedientes derivados de las fotocopias de los cuadernos. El argumento es que, por ejemplo, los concesionarios -Roggio, Gabriel Romero- pagaron coimas para conseguir o renovar los contratos. En esencia, la cuestión será la misma: vincular a CFK con hechos en los que no tuvo participación directa. Ningún arrepentido la mencionó. La relación es con el departamento de la calle Uruguay, donde algunos dijeron que entregaron dinero. El encargado del edificio declaró que ni Néstor ni Cristina pisaron el edificio entre 2003 y 2015.11 Corredores viales. También derivado de fotocopias de los Cuadernos. El extitular del organismo que controlaba los peajes, Claudio Uberti, después de pasar por el calabozo, sostuvo que le entregó dinero de coimas, en mano, a Néstor Kirchner, algo imposible de comprobar. En esta causa parece más implicado el Grupo Macri que la propia Cristina, porque las dos concesiones más importantes del país, Panamericana y Acceso Oeste, se otorgaron a dos empresas muy emparentadas con el ex presidente.12 Cartelización de la obra pública: También derivada de las fotocopias de los Cuadernos. Empresarios de la Construcción, en especial Carlos Wagner, sostuvieron que se repartían las licitaciones, pero a cambio pagaron coimas que se le entregaron al financista Clarens que, según dice, después se lo giraba a Muñoz. Además de CFK, están imputados Julio De Vido, Roberto Baratta y la mayoría de los empresarios de la construcción, incluyendo al primo de Macri, Angelo Calcaterra. También en este expediente figura José López a quien se le encontraron nueve millones de dólares ocultos, que tiró en el convento de General Rodríguez, y que parecen provenir del soterramiento del Ferrocarril General Sarmiento, obra en la que intervinieron la brasileña Odebrecht y la constructora del grupo Macri. La cuestión de la cartelización de la obra pública es una sospecha instalada desde hace varias décadas.13 La ruta del dinero. Cristina está con falta de mérito y es una causa en la que está cerca del sobreseimiento. Tiene que ver con fondos encontrados en cuentas ocultas de Lázaro Báez. El aparato judicial de Comodoro Py intimó al juez Sebastián Casanello a que involucrara a CFK, pero el magistrado no encontró ningún vínculo: todas las sociedades tenían como beneficiarios a los hijos de Báez. Con este panorama, no aparece en el horizonte una condena, aunque el escenario de Comodoro Py es siempre adverso y hay árbitros que -ya se vio- van a tomar el té o a jugar al paddle con la oposición. Pero lo más significativo está en los expedientes mismos: el armado se exhibe por la falta de pericias, por cuadernos quemados que aparecen sanos, arrepentidos que dicen que los extorsionaron y por la descarada manipulación para que las causas le toquen a dos jueces -Bonadio y Julián Ercolini- al punto que de las 14  indagatorias a las que tuvo que concurrir CFK, 11 fueron de Bonadio , en tanto que se le dictaron siete prisiones preventivas, todas de Bonadio. 

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/373780-jugando-de-visitante-en-comodoro-py

Escribinos
Escribinos :)
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar