Juntos cierra sus listas y el PRO busca instalar a Diego Santilli | Todo al “colorado”, una apuesta arriesgada


El PRO intentó volver a sus viejos tiempos con una campaña coordinada en redes que tuviera algún elemento disruptivo: en este caso, consistió en los principales referentes del espacio (Mauricio Macri, Elisa Carrió, Horacio Rodríguez Larreta) compartiendo una foto de una cabellera pelirroja, en alusión a Diego Santilli, que se lanzará este jueves al mediodía como candidato bonaerense y competirá con Facundo Manes. María Eugenia Vidal fue excluida de la movida para apartarla del terreno bonaerense. Como una señal de que el aparato de relojería ya no funciona como antes, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, no compartió la foto en redes. Mauricio Macri brilla por su ausencia en el armado de las listas. A medida que el cierre se aproxima, siguen los codazos para ocupar los cargos en las boletas. Y por si todo esto fuera poco, habría dos listas radicales terciando en Provincia y Ciudad de Buenos Aires.
La decisión de abrir la campaña con una foto del pelo de Santilli generó inumerables memes en Twitter, pero también dejó algunas ausencias notorias. La primera fue la de Vidal, cabeza de la lista en Ciudad de Buenos Aires e impulsora del paso del vicejefe porteño a Provincia (y, por esto último, no tenía mucho sentido su ausencia). En su entorno, explicaron que no fue una decisión de ella sino del comando de campaña: “La idea es dejar que Diego crezca y que ella no se involucre en esta primera etapa en la campaña bonaerense”. Forma parte de la decisión que tomó de no ser más candidata en el distrito donde fue gobernadora y de volver a la política porteña. La otra ausencia fue la de la presidenta del PRO. Este diario preguntó en el entorno de Bullrich los motivos, pero no obtuvo respuesta. Una señal de los tiempo que corren en el PRO.Listas bonaerenses
En la provincia de Buenos Aires, las reuniones y las llamadas se suceden tanto para cerrar las listas de Santilli como Manes. El primero tiene bastante más definida la boleta, aunque -como de costumbre- todo puede cambiar hasta el momento en que la lista se inscriba. En el acto de Santilli, todo indica, se verá a las principales figuras del PRO y la Coalición Cívica respaldándolo contra la UCR. Por ahora, la segunda en su boleta será Graciela Ocaña, y el tercer lugar lo ocuparía un hombre de Elisa Carrió, Juan López, aunque se evalúa si no darle ese puesto a un intendente para apuntalar la lista. Ahí las opciones eran Jorge Macri (que, tras bajarse, ya dijo que no) o Néstor Grindetti, pero el intendente de Lanús ya es el jefe de campaña. Cuarta iría otra dirigente de Carrió, Marcela Campagnoli, seguida en el quinto lugar por Gerardo “Jerry” Milman, quien fue funcionario de Bullrich.  Sexta iría Natalia Villa, que responde a Jorge Macri y recién en el séptimo lugar hay alguien por el que pidió Mauricio Macri: el ex titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi. Luego vendrá una diputada de Vidal (Gabriela Besana) y en noveno puesto, el ex ministro de Educación  Alejandro Finocchiaro. Los siguientes lugares son para la Coalición Cívica y para alguien del espacio de Esteban Bullrich.
En las listas provinciales es probable que resurja el ex intendente de Quilmes y chef  Martiniano Molina, asi como el ex titular del bloque del PRO Nicolás Massot, solo que este último estará en la boleta de Manes y le competirá al larretismo. Es que Manes ya tiene definido en el tercer lugar de su boleta de diputados nacionales a Emilio Monzó.

La segunda de Manes no sería Margarita Stolbizer, como se pensó. Todavía estaban evaluando nombres, pero una posibilidad es Alejandra Lorden, vicepresidenta de la UCR nacional. En las listas provinciales, Manes también jugará por la primera sección electoral a Joaquín de la Torre, ex ministro de Gobierno de Vidal. Tanto él como Monzó se mostraron con Manes en los últimos días.
En la lista de Santilli todavía estaba el ofrecimiento de darle el tercer lugar a Gustavo Posse, pero el intendente de San Isidro pidió mucho, pero mucho más, por lo que todo indica que competirá con una tercera lista radical.
Y porteñas
De la misma forma, en la Ciudad todo parecía ordenado entre la lista de Vidal y la que conducirá Ricardo López Murphy cuando apareció una tercera lista de la UCR, con Luis Brandoni, Jesús Rodríguez y el ex secretario de Salud de Macri, Adolfo Rubinstein, quien aprovechó para decir que la salud nunca fue una prioridad para el ex presidente. Al igual que con Posse, habrá negociaciones hasta último momento para que esas listas radicales se bajen.
Lopez Murphy presentó en su boleta a figuras que se hicieron conocidas en las redes sociales como la investigadora del CONICET Sandra Pitta y el marido de la modelo “Pampita” Ardohain, Roberto Garcia Moritan, que hizo su entrada en una campaña política diciendo que el dolar a fin de año podía estar a 400 pesos.  Luego tuvo que reconocer que se había equivocado: “Exageré un poco”, sostuvo el empresario gastronómico.Mientras tanto, siguen las negociaciones sobre la boleta que lleva la delantera en las encuestas y que encabezan Vidal y Martín Tetaz. Detrás de ellos, iría una persona de confianza de Elisa Carrió: Paula Oliveto. “Lilita viene jugando muy bien con nosotros y va a tener lugares”, decían en el larretismo tanto sobre las listas portñas como sobre las bonaerenses.Cuarto iría el profesor de voley Fernando Iglesias, sobre el cual hay un clamor para que renueve su banca y, desde allí, siga insultando personas en las redes. Pidió por él especialmente Patricia Bullrich.  Quinta iría Carla Carrizo, del espacio de Martín Lousteau. Sexto, Fernando Sánchez, quien había sido propuesto por Larreta para ocupar la Oficina Anticorrupción porteña. Y para el séptimo lugar Patricia Bullrich propuso a otra figura tuitera: la historiadora Sabrina Ajmechet,
vicepresidenta del Club Político Argentino.

El octavo lugar es ya polémico, porque según cuanto saque la lista de López Murphy, terminaría siendo para él. Allí no iría, como se mencionó en algunas versiones, Sergio Abrevaya de GEN. Todavía está por definirse. Las listas porteñas carecen de algún dirigente del entorno de Mauricio Macri, una novedad para el PRO.
La otra clave es quién será la cabeza de la lista de legisladores, porque será la persona que virtualmente ocupe el lugar de Santilli. Se mencionaba al secretario general Fernando Straface para ese puesto. Y por último habrá que ver si Larreta le concede a Macri su deseo de que su secretario privado Darío Nieto forme parte de esa boleta de legisladores porteños. Si es así, es probable que sus adversarios le recuerden que está siendo investigado por espionaje.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/356377-juntos-cierra-sus-listas-y-el-pro-busca-instalar-a-diego-san

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar