Juntos por el Cambio mantendrá sus campañas separadas y no consiguió acordar un bunker común | Últimos días antes de las PASO


Tanto Diego Santilli como María Eugenia Vidal delinean su última semana de campaña, con la esperanza de que Mauricio Macri intervenga lo menos posible, ya sea para defender la evasión impositiva como para lanzar dudosos ultimátums contra el Gobierno. Lejos de esos tópicos la última semana de los candidatos larretisas será similar a las anteriores. Santilli cerrará en algún municipio del conurbano gobernado por el PRO. Vidal estaba definiendo el cierre, que será o en una plaza o en un estadio. Había preocupación por parte de Horacio Rodríguez Larreta por no poder consensuar un bunker único con los radicales. El jefe de Gobierno quiere la foto de la unidad con Facundo Manes el mismo día de la elección, pero por ahora no parece que vaya a ser posible. Sí estará Ricardo López Murphy. El bunker será una vez más en el Complejo Costa Salguero, que es fruto de una controversia por los intentos de Horacio Rodríguez Larreta de privatizar esos terrenos públicos.
La etapa final de campaña -coinciden todos los estrategas- no diferirá mucho de lo que fue la campaña hasta ahora: recorridas sin prensa, un sprint final por medios (en su gran mayoría, amigables), y un eje discursivo que cuestiona al Gobierno por el manejo de la pandemia, por la economía y que apunta a la indigación (la consigna principal de la campaña repetida por todos los candidatos y candidatas es “¡BASTA!”, así, en mayúsculas). Si bien Macri tuvo sus participaciones con ambos candidatos, la semana final se concentrarán en su propio discurso (lo que no quita que el ex presidente no elija dar algunas entrevistas más, para espanto de sus aliados).
Santilli estará el lunes en Campana, el martes en Mar del Plata y Bahía Blanca. El miércoles en Almirante Brown y La Plata, para completar sus distintas recorridas, que alternará con mucha presencia en medios junto a Larreta. El ex vicejefe porteño hará su cierre el jueves en un lugar todavía a definir, pero que sería en un municipio gobernado por el PRO y por la tarde.
Lo central allí es que no se pisen los cierres de Santilli y Vidal, por lo que es probable que el de la ex gobernadora bonaerense sea el miércoles, en una plaza de la Ciudad o en un estadio. También se está pensando, en el caso de ella, en una serie de pequeñas actividades de cierre previas en tres zonas de la Ciudad para diversificar los actos. En ninguno de los dos casos, hay espacio para grandes volantazos, cada uno seguirá con su discurso en su distrito, aún cuando el jefe de Gobierno se confunda cuál es candidato en qué lugar.
El otro tema es el bunker. Vidal no estaba muy convenida de volver a la estructura tradicional, que implica aglomeración tanto de seguidores como de periodistas, camarógrafos, y demás personas que suelen participar. Pero la otra postura parece haberse impuesto, porque ya están haciendo preparativos para volver a utilizar el Complejo Costa Salguero, el lugar que históricamente usó el PRO para esperar los resultados electorales.No obstante, es llamativa la elección, cuando esos terrenos son el eje de una denuncia del Frente de Todos dado que Larreta busca privatizarlos. El jefe de Gobierno dijo recientemente que quiere que “se termine la concesión” del Costa Salguero, pero hizo lo contrario; extendió la concesión hasta 2022. La disputa llevó a la audiencia pública más grande de la historia de la Ciudad, en la que se anotaron más de 7000 personas. De quienes participaron, el 95 por ciento se pronunció en contra de vender los terrenos para hacer torres y pidió un parque público. Además, hubo un fallo que anuló la ley que permitía vender los terrenos porque se habían votados con mayorías menores a la requeridas por la Constitución porteña. Tan simbólico fue el tema que los candidatos del Frente de Todos optaron por hacer su lanzamiento de campaña en ese lugar.
No obstante, parece que los viejos hábitos son más fuertes y el PRO eligió volver a hacer allí su comando unificado para esperar los resultados el domingo. Larreta tenía la idea de que el radical Facundo Manes también estuviera presente, para poder sacarse la foto de la unidad una vez que se confirme -como descuentan en el PRO- que Santilli lo derrotará.”Nunca estuvo previsto un único bunker”, indicaron en el entorno de Manes, que tendrá su propio lugar para esperar los resultados. La foto también deberá esperar, aunque sea, un día. “Si perdemos, Facundo lo llamará el domingo a Diego y quedarán para tomar un café el lunes”, señalaron.
El candidato radical tiene pensado hacer sus propias recorridas territoriales a lo largo de la semana, con un cierre de campaña el miércoles en Quilmes. El jueves hará sus últimas actividades previas a la veda electoral en Pergamino y San Nicolás.  Pese a los intentos que hizo el challenger de la UCR, la campaña previa a las PASO terminará sin un debate entre los candidatos.
Tampoco habrá uno en la Ciudad, aunque se lo verá a Ricardo López Murphy por el bunker de Juntos por el Cambio. Será la primera vez que pise uno desde su ruptura total con Macri, hace unos 14 años.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/366094-juntos-por-el-cambio-mantendra-sus-campanas-separadas-y-no-c