Los insólitos antecedentes de la diputada macrista que deseó que Cristina Kirchner sea contagiada de coronavirus | Hebe Casado mantiene su postura cargada de odio


Pese al repudio masivo en redes sociales ante la publicación de Hebe Casado, la diputada de Juntos por el Cambio que deseó que Alberto Fernández contagie a la vicepresidenta Cristina Kirchner, la legisladora mendocina volvió a mantener su postura cargada de odio. En Twitter, misma plataforma que había el primer mensaje, Casado publicó este domingo que los usuarios deberían escandalizarse por otras cuestiones y no por haber pedido que se enferme la expresidenta.»Pretenden que tenga compasión por personas que se saltaron la fila y le manotearon la vacuna a personas de riesgo. Escandalícense por eso. Escandalícense por no haber conseguido vacunas. Escandalícense por haber dejado 6 de cada 10 niños pobres. Escandalícense por los hechos», escribió Casado, intentando justificar su insólita postura. La legisladora se autodefine como «médica especialista en inmunología».

La senadora nacional de Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, salió al cruce: «La sociedad nos reclama estar a la altura ante una circunstancia tan dolorosa como lo es enfrentar una pandemia», le respondió a Casado. «Sembrar odio, festejar la enfermedad o desearle a alguien contagio es totalmente irresponsable y lamentable», completó en su publicación.
Por su parte, en las redes los repudios a Casado, nuevamente, no tardaron en llegar.

Los antecedentes de CasadoNo es la primera vez que la legisladora mendocina se había gane el rechazo de los usuarios de Twitter. El año pasadohizo una comparación entre los muertos de la dictadura con los de la pandemia. «Son 30.000, no como los otros 30.000. Un éxito la estrategia del gobierno de científicos, pero como no reconocen errores, en 15 días dicen que seguimos sin derechos a la libre circulación», había expresado.
Horas más tarde de su publicación, la diputada provincial mendocina intentó pedir disculpas, al indicar que «fue una expresión inapropiada y fuera de lugar».  Sin embargo, la diputada fue entrevista por una radio local y allí volvió a remarcar su intención de comparar los fallecidos por covid-19 con la última dictadura militar. «No justifico ni las desapariciones, pero tampoco el mal manejo de la pandemia. Yo no pongo en duda el número de los desaparecidos, digo en lo que se basa la Conadep. Hay 30 mil muertos reales por covid, pero no hay 30 mil desaparecidos reales por la dictadura», expuso Casado, otra vez con comentarios negacionistas.
A su vez  Casado -junto a un puñado de diputados provinciales- presentaron un proyecto en la Legislatura de Mendoza, que no prosperó, para que en la provincia cuyana se dejara de utilizar el tapabocas de manera obligatoria; pretendían que sólo fuera usado por personas sintomáticas o grupos de riesgo.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/333654-los-insolitos-antecedentes-de-la-diputada-macrista-que-deseo

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar