Más repudios a las agresiones a Estela de Carlotto | Un funcionario platense la trató de «inmundicia» y artistas e intelectuales firmaron una carta pública


«Nadie se atreva, a toca a mi vieja», decía Pappo. Por eso será que luego de haber sido atacada la semana pasada, Estela de Carlotto sigue recogiendo muestras de solidaridad y apoyo, a la par que repudios a las agresiones recibidas por parte de dirigentes de la oposición de derecha, diputados de Cambiemos y exfuncionarios macristas. Circuló en las redes sociales una carta titulada Por la democracia, que lleva la firma de escritores, intelectuales y artistas como Claudia Piñero, Guillermo Martínez, Gabriela Cabezón Cámara, Mariana Enriquez, Eugenia Almeida, María Esperanza Casullo, Leandro Cahn, Lita Stantic, Marcelo Piñeyro, Albertina Carri, Leonardo Sbaraglia, Gloria Carrá, Nancy Duplaá, Pablo Echarri, entre muchos otros. «Desde la recuperación de la democracia la sociedad argentina logró, en una reacción vital y distintiva frente a los años de horror de la última dictadura cívico militar, consensos básicos», comienzan diciendo, adviertiendo que estos ataques implican romper esos códigos primarios de convivencia.Como si en su figura pudieran resumirse los márgenes más intensos de la denominada grieta, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo recibió ayer un nuevo agravio, esta vez de parte de un funcionario del municipio de La Plata, que en un posteo en sus redes sociales la trató de «inmundicia». Mauro Palummo, secretario de Proyectos Especiales de la intendencia del cambiemita Julio Garro, ya se había mostrado la semana pasada junto a la titular del PRO nacional, Patricia Bullrich, quien había declarado que no le reconocía «autoridad moral» a Carlotto. «A esta inmundicia no la puedo ni ver, iba con la sonrisita y cara de yo no fui a pedir reunión con Macri y ahora dice que tiene que ir preso. Cómplice de delincuentes, criminales y pone bombas. Cara dura, sinvergüenza. Y si mejor la echamos de la ciudad de La Plata a esta desvergonzada», escribió Palummo en su cuenta de Facebook. Sus palabras provocaron inmediatas reacciones, el jefe comunal lo calificó de «irresponsable» e «irrespetuoso». En un canal de TV Carlotto le respondió que sus dichos «encierran una expresión de odio y venganza», y que llevan «43 años de lucha sin violencia ni mentiras en la búsqueda de dos generaciones».Al fuerte repudio del bloque de concejales del Frente de Todos, legisladores provinciales y agrupaciones de derechos humanos, se sumó la ministra de Gobierno María Teresa García, quien dijo que Garro debía pedir la renuncia del funcionario.Además de los dichos de Bullrich y del diputado Fernando Iglesias, Macri había afirmado que no sabía cuál es el aporte de Carlotto a la sociedad, y que él aprendió a perdonar en tanto «ella no». “Hace un tiempo estamos preocupados unos cuantos escritores, actores, comunicadores, politólogos, con respecto a algunas declaraciones dentro del ámbito político que parecieran dar cuenta del resquebrajamientos de los pocos consensos que tenemos los argentinos», dijo la escritora Claudia Piñeiro. «Uno de ellos es lo que a partir del juicio a las juntas militares fue nuestra tradición en la defensa de los derechos humanos y el repudio a la dictadura. El OmRadio.ar puede dejar la sensación de que la sociedad está de acuerdo. Para dejar claro que no, en este caso por los distintos ataques que recibió Estela de Carlotto, es que decidimos participar en el debate público”, agregó. “Ante la creciente preocupación de un grupo de escritoras y escritores por ver cómo la lógica discursiva de las redes copó la dinámica política, con algunas manifestaciones particularmente violentas y en contra de lo ganado en estas décadas de democracia, quisimos manifestarnos. El lenguaje es donde vivimos todos, es ahí donde estamos cada uno y donde nos encontramos con el prójimo, y como trabajadores de palabras nos parecía importante marcar que es ahí donde empieza la constitución de lo político, y que lo político, atento a una historia tan trágica como la nuestra, merece un trato respetuoso y fuera de pujas personalistas o negacionistas”, reafirmó Julián Lópz, autor de la carta que recibió centenares de adhesiones en pocas horasUna evidencia más de que Las Madres y las Abuelas, aunque algunos pocos busquen lo contrario, son intocables. El texto completo
Por la democraciaDesde la recuperación de la democracia la sociedad argentina logró, en una reacción vital y distintiva frente a los años de horror de la última dictadura cívico-militar, consensos básicos. Estos acuerdos sostuvieron la expresión de una cultura democrática en la que las tensiones políticas y las disputas quedaron enmarcadas en el reconocimiento y el respeto por los organismos de derechos humanos y las figuras que lideraron la búsqueda de los niños y niñas apropiados y la investigación de los crímenes de Estado.Ante las recientes declaraciones de líderes del arco político, declaraciones que preocupan a quienes más allá de las banderías partidarias acordamos defender lo logrado hasta aquí, instamos a confirmar y defender los límites que demanda una cultura democrática a la altura de nuestra historia, de los logros compartidos y de la estatura universal de personalidades de reconocimiento internacional como la Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.La construcción de un discurso democrático capaz de promover y poner en circulación todas las opciones de manera responsable, respetuosa y constructiva es un deber irrenunciable de todas y de todos.* Se puede adherir enviando un mail al correo [email protected].

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/332578-mas-repudios-a-las-agresiones-a-estela-de-carlotto

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar