Mauricio Macri hizo detonar la interna de Juntos por el Cambio en Córdoba | Las declaraciones del expresidente fueron cuestionadas tanto desde la UCR como desde la Coalición Cívica


Córdoba fue el distrito que le dio la victoria a Mauricio Macri en 2015, como el expresidente recordó en su último reportaje, antes de que le llegara la hora de ver Netflix. También fue el distrito donde en 2019 no pudieron ir con un candidato unificado. Hoy es un hervidero de internas y más desde el paso del ex mandatario por esa provincia hace algunas semanas, que dejó todos los puentes incendiados con sus aliados. Los radicales cordobeses le criticaron su buena relación con Juan Schiaretti y que dijera que Mario Negri no era un buen candidato. Es que Macri apoya a su ex ministro/secretario de Turismo Gustavo Santos como candidato. Lo enfrentará seguramente Luis Juez, quien dijo en las últimas horas: “Nunca voy a ser candidato de Macri en la provincia”. La UCR, en una reunión reciente, resolvió que irá con candidatos propios que encabecen. Todo listo para unas PASO picantes.Aclaración: esta nota se refiere a la provincia de Córdoba y no a la avenida Córdoba en la Ciudad de Buenos Aires.
Cuando el ex presidente visitó Córdoba hace algunas semanas la imagen que quedó fue la de un dirigente político mostrándose sin barbijo en uno de los peores momentos de la segunda ola del Covid. Menos se habló de la sucesión de internas latentes que desataron sus palabras y cuyas consecuencias continúan hasta hoy. Por un lado, Macri respaldó a su ex ministro (luego degradado a secretario) de Turismo Gustavo Santos como candidato este año y para la gobernación. “Fui presidente por los cordobeses, aunque no pudimos canalizar ese apoyo a nivel provincial, parte por el gran trabajo del gobernador Juan Schiaretti y parte porque no teníamos un candidato con el perfil para gobernar”. Dos cosas irritaron de esa declaración de Macri, que no podía haber creado una tormenta más perfecta.La primera es que el cuestionamiento a que no había “un candidato con el perfil para gobernar” fue una crítica tanto para Mario Negri y Ramón Mestre en 2019 como para Oscar Aguad en 2015. Pero eso no fue lo que cayó peor a los radicales y otros aliados: lo que los hizo enfurecer fueron los elogios reiterados de Macri a Schiaretti. La tensión llegó a tal punto que a Macri se le atragantó un almuerzo que tenían previsto con sus aliados en esa gira cordobesa. Antes de que se sentara a escuchar los cuestionamientos de lilitos y correligionarios cara a cara, ya los habían hecho públicos.  La Coalición Cívica de Córdoba tuiteó una frase de Carrió: “Negri ha sido el puntal de Juntos por el Cambio en el Congreso Nacional y que ha sido vicegobernador de Córdoba muchísimo antes de que Macri fuera presidente”. También Carrió mandó a decir que lamentaba las declaraciones de Macri.

La respuesta de UCR Córdoba fue kilométrica. En un texto que titularon: “No tenemos nada que ver con el gobierno de Juan Schiaretti”.  “La opinión de Mauricio Macri, como dirigente del Pro, es valiosa, pero de lo que se trata es de fortalecer Juntos por el Cambio, que tiene muchas diferencias con el peronismo de Córdoba”, le aclararon en un comunicado en el que remarcaron que deben marcar” con nitidez las profundas diferencias con el peronismo cordobés, al cual la posibilidad de la alternancia lo incomoda, algo que poco tiene que ver con el supuesto ´republicanismo’ que algunos le adjudican”.

Ese texto se publicó horas antes del encuentro con Macri de integrantes de la UCR Córdoba y de la Coalición Cívica del distrito. Si eso se dijeron en público, ¿qué no se dijeron en privado? De todas formas, Macri tuvo que conformarse con dialogar con segundas líneas porque tanto Negri como Mestre mandaron emisarios. Luis Juez, por su parte, directamente ni mandó a nadie. La tensión sigue desde entonces.En los días siguientes varios dirigentes del ala “moderada” del PRO se comunicaron con Negri para hacerle saber, en privado, sus diferencias con lo que dijo Macri. “Desde que pasó por la provincia, ya nadie sabe cómo serán las internas de Juntos por el Cambio en las PASO”, graficó un dirigente cordobés.Macri piensa jugar su ficha con Santos. Y también Juez ya dejó en claro que también va a competir (de hecho, en estos días está haciendo reuniones con fiscales) y que lo hará tratando de poner una saludable distancia con el ex mandatario: “Nunca voy a ser el candidato de Macri en Córdoba”, lanzó en las últimas horas.  “La semana pasada vino Macri y dijo que en el 2023 su candidato en Córdoba sea Gustavo Santos. Voy a ser candidato en las PASO y bueno, ahí van a tener que ganarme”, desafió.Los radicales todavía no definieron que harán. Si apoyan a Juez podrían dar por tierra con el candidato de Macri. No obstante, el lunes se reunieron integrantes de las múltiples líneas políticas de la UCR cordobesa y la conclusión fue que buscarán instalar candidatos propios tanto para la cámara de Diputados como para el Senado.A Santos no solo le desconfían por ser el elegido del ex presidente, sino porque tuvo su extenso paso por el delasotismo y sostienen que podría terminar siendo un tercer senador para Schiaretti. “No le vamos a regalar un senador al Gringo”, insistían. Hace poco, Santos tuvo un traspié cuando elogió a la policía de Córdoba. Le salió a responder el padre de Blas Correa, un joven de 17 años asesinado por la espalda y al que además le habrían plantado un arma.

Patricia Bullrich tiene quien la acompañe.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/345368-mauricio-macri-hizo-detonar-la-interna-de-juntos-por-el-camb

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar