Militar la gestión, la estrategia de campaña | El oficialismo busca mejorar su comunicación de cara a las elecciones legislativas


El Gobierno Nacional decidió acelerar el ritmo de la campaña electoral con una nueva estrategia. La idea del equipo de comunicación para el tiempo que se avecina, y luego de ciertos traspiés en las intervenciones públicas del Presidente, es cuidar más al mandatario reduciendo sus apariciones y que, en cambio, quienes salgan a defender la gestión sean los ministros y ministras del gabinete. Ese fue el pedido explícito de Alberto Fernández a su equipo y a lo largo de la semana los distintos funcionarios llevaron a cabo la tarea de promocionar y resaltar hitos de sus gestiones al frente de las carteras durante estos 18 meses –15 de pandemia– y anunciar nuevas medidas. La nueva modalidad apunta a que, desde lo discursivo, se note la fuerza colectiva del Frente de Todos. Lo que buscarán es reforzar el mensaje de unidad y resaltar la gestión que se llevó a cabo durante la pandemia. Cerca del mandatario destacan que este año Fernández no tuvo tanta presencia mediática, a diferencia del año pasado cuando “era muy necesaria su voz”, debido a la angustia y desconcierto que generaron los primeros meses de la emergencia sanitaria. Esto seguirá de la misma manera en el corto plazo, acompañado de dos o tres actos por semana.”El lunes Alberto le dijo a los ministros la necesidad de que salgan a militar la gestión. Lo que vimos fue que el pedido tuvo efecto, porque durante la semana salieron bastante”, sostienen cerca del Presidente. Este cambio de marcha se notó en varias intervenciones: los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Educación, Nicolás Trotta; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; de Hábitat, Jorge Ferraresi; la vicejefa de gabinete, Cecilia Todesca Bocco y la titular del PAMI, Luana Volnovich, participaron en las discusiones públicas con un tono más confrontativo y defendiendo la gestión, de cara a las elecciones de medio término.Arroyo, por ejemplo, recorrió varios canales y radios para anunciar un bono de seis mil pesos a los titulares del programa Potenciar Trabajo; Volnovich resaltó que “somos el gobierno que cuida a las personas mayores”, y anunció que el PAMI sumó vacunatorios municipales en Luján, Mercedes, Gral. Rodríguez, Las Heras, Marcos Paz y Navarro; Kulfas puntualizó que en lo que va de 2021 la industria argentina creció en un 5,1 por ciento respecto a 2019 más que la mayoría de los países, superando a Brasil, Chile, España, Francia, Italia, India, México, Alemania, EE.UU. y Japón. Ferraresi anunció que esta semana entregó casi un centenar de viviendas en todo el país y se llamó a licitación para la construcción de 1067 soluciones habitacionales, con una inversión de más de $ 5.500 millones y Todesca Bocco aseguró que en 2021 Argentina va a crecer, luego de tres años de recesión. Otra de las definiciones que hubo la semana pasada, de cara a los comicios, es que se replicará el comando electoral de diciembre de 2019. Cafiero ocupará nuevamente el puesto de jefe de campaña y Eduardo Wado de Pedro y Gabriel Katopodis estarán encargados de las actividades de gestión y reunión política con los referentes del Frente de Todos para el armado de las lisas y todo lo vinculado al territorio. Desde el Gobierno consideran que las elecciones legislativas que se aproximan “serán un plebiscito de la pandemia”, y son optimistas acerca de los resultados que puedan obtener luego de lo realizado por el oficialismo en este tiempo. El fuerte crecimiento en la llegada de vacunas y la recuperación económica también les dan confianza. Creen que son “cosas palpables”, que la sociedad va a ponderar a la hora de entrar al cuarto oscuro.La nueva impronta comunicacional también se nota en las apariciones del Presidente. La idea de destacar el trabajo del gabinete implica también una merma en las entrevistas que el mandatario da a los medios de comunicación, que desde que comenzó el año son mucho más escasas que en 2020. La última que brindó fue a una radio hace ya 20 días, el 31 de mayo. Otra de las particularidades que se vieron recientemente es que en sus disertaciones en actos públicos, el Presidente llevó varios apuntes que le sirvieron de soporte en sus intervenciones. Ante la observación sobre este punto, desde los equipos de comunicación del gobierno aseguraron a este diario que “no estuvo leyendo sino que muchas veces tiene material de consulta”. En el acto que llevó a cabo en Salta en homenaje al general Martín Miguel de Guemes, por ejemplo, subrayaron que estaba previsto que el mandatario tenga un “ayuda memoria”, porque “quería hacer un discurso con un fuerte contenido historiográfico, entonces naturalmente necesitó una buena apoyatura para tener precisiones de datos y fechas”. Además se anticiparon y aclararon que en el acto por el Día de la Bandera del 20 de junio otra vez tendrá apuntes.Aún con estas novedades, desde Casa Rosada no vacilan en afirmar que la voz de Fernández sigue siendo “la más potente que tiene nuestro espacio para comunicar lo que está sucediendo porque tranquiliza a los argentinos y argentinas que necesitan que se les vaya mostrando que hay una planificación y un horizonte, algo que también dijo la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, cuando expresó en La Plata que vamos a volver a ser felices y poder abrazarnos porque la pandemia va a terminar”. En ese sentido, en Balcarce 50 opinan que “la transparencia y la actitud genuina” de Fernández a veces le ha traído dolores de cabeza, ya que “hay muy mala intención de parte de ciertas ediciones en los medios en el marco de la campaña electoral que se aproxima y la pronta definición de las listas”. Lo cierto es que el Presidente, en las últimas semanas, ha acumulado una serie de frases equívocas y furcios que facilitaron las críticas a sus alocuciones.El error más subrayado fue el que cometió durante la conferencia de prensa que dio con su par español, Pedro Sánchez, en la que habló de un supuesto origen europeo de los argentinos a diferencia de Brasil o México. Desde el Gobierno trataron de relativizar aquel suceso: “lo mas importante es que el presidente de España vino a ver a Alberto, como reconocimiento del liderazgo democrático que lleva en la región y el apoyo que nos dio frente a las negociaciones con el FMI y el Club de París”, afirman, aunque en los medios esos logros se vieron opacados por la desafortunada frase. Habrá que esperar para ver si con estas modificaciones el FdT logra aceitar la maquinaria electoral y sostener el respaldo que tuvo en 2019.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/349406-militar-la-gestion-la-estrategia-de-campana

Deja una respuesta

Escribinos
Estamos conectados
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar