Mariano Pensotti: ‘Todas las personas producimos ficción todo el tiempo’


Pensotti presenta en el Malba tres filmes de similar estructura rodados en tres ciudades diferentes: Buenos Aires, Bruselas y Atenas.
El director teatral Mariano Pensotti presenta este domingo en el Malba tres filmes de similar estructura rodados en tres ciudades diferentes: Buenos Aires, Bruselas y Atenas, para indagar la relación del público y la obra de teatro.»El Público» se llama la película argentina, «Le Public», la que se desarrolla en Bruselas, Bélgica, y «The Audience», la que transcurre en Atenas: en todas un grupo de personas que acuden a ver la misma obra teatral (una distinta en cada ciudad) son registradas en algún momento de las 24 horas posteriores y, en el marco de alguna de las situaciones que atraviesan hacen alguna mención a la pieza teatral para, en conjunto, a modo de un rompecabezas, terminar de contar la historia representada sobre el escenario, de la que el público de las películas no tiene idea sino a través del relato de los personajes del filme.»Desde hace rato estoy obsesionado con el tema del público, de los espectadores, cuando hago mis obras me fascina mirar a las personas e imaginar qué les pasa cuando la están viendo»Mariano Pensotti
«Desde hace rato estoy obsesionado con el tema del público, de los espectadores, cuando hago mis obras me fascina mirar a las personas e imaginar qué les pasa cuando la están viendo y siempre tuve la sensación de que el público es más complejo y heterogéneo que el cliché que uno se hace de él», asegura a Télam el dramaturgo y director teatral Mariano Pensotti, integrante del grupo Marea y autor de «Arde brillante en la noche de los bosques» y «El pasado es un animal grotesco», entre otras.Pensotti, que se formó en artes visuales y teatro y que incluye en algunas de sus obras el relato audiovisual destaca que este es «un proyecto totalmente atípico para el grupo» (Marea) y explica que se comenzó a desarrollar cuando en 2018 el festival de la Fundación Onasis de Atenas los invitó a realizar una puesta que por distintos motivos no pudo realizarse y que al encomendarles un nuevo trabajo surgió la idea de la película, al descubrir la habitualidad y cantidad de salas de cine al aire libre que funcionan en verano en esa ciudad. «El Público» se llama la película argentina, «Le Public», la que se desarrolla en Bruselas, Bélgica, y «The Audience», la que transcurre en Atenas.
«Lo que me interesa de este proyecto -apunta- es volver al público como protagonista, trabajar la forma en que una obra de teatro es narrada y deformada por el espectador, de qué manera cada persona que asiste a una representación teatral crea una ficción de la ficción que fue a ver».Al mismo tiempo, destaca que en este proyecto que se verá en el Malba -que proyectará las tres películas cada uno de los domingos- «cada filme funciona como un retrato ficcional de la ciudad en la que transcurre».Si bien las películas son tres y pueden verse en forma absolutamente independiente, es la visión conjunta de ellas -un ejercicio para pacientes- la que termina de redondear el sentido mayor de la propuesta, apreciar las diversas y muy diferentes derivas creativas que se suceden en cada uno de los fragmentos (casi a modo de cortos), que van conformando uno detrás de otro el filme, ya que el público de cada función teatral no se relaciona entre sí, sino cada uno con otras personas que no asistieron a la representación. Si bien las películas son tres y pueden verse en forma absolutamente independiente, es la visión conjunta de ellas -un ejercicio para pacientes- la que termina de redondear el sentido mayor de la propuesta.
Télam: ¿Descubrieron similitudes entre las distintas ciudades en que filmaron y que son de alguna manera otros personajes de los filmes?
Mariano Pensotti: Descubrimos similitudes entre Atenas y Buenos Aires, las dos venían de muchos años de crisis y con cierta fractura entre procesos políticos de centroizquierda y de derecha, también fue bastante similar trabajar con actores griegos y argentinos, dirigir en griego era extrañísimo, pero fue muy fácil comunicarse con actores y actrices, había algo de un código muy cercano, fue una sorpresa absoluta y fue lo que nos motivó a tratar de hacer dos versiones más, una acá y otra en Bruselas.T.: ¿Cómo fue el proceso de investigación en cada caso?
M.P.: Cada película es bastante particular, tiene su idiosincrasia, nos tomamos mucho tiempo y mucha investigación, incluso antes de escribir los guiones, siempre odié los proyectos que son asociaciones forzadas. Nos pasamos un año y medio antes de hacer la película en Atenas, laburando con gente de allá, tuve una dramaturgista griega, gente del festival me puso en contacto con otra gente. La película de Atenas transcurre toda en un solo barrio, Exarquia, que está muy poblado por refugiados e inmigrantes y la rodamos en una época de mucha tensión social en el final del gobierno de Alexis Tsipras.T: Además de esta cuestión del público en la película todo el tiempo está en juego el tema de la realidad y la ficción.
M.P.: Sin duda es uno de los ejes centrales, en definitiva las películas tratan de unos espectadores y de cómo la ficción afecta sus vidas, creo que todas las personas producimos ficción todo el tiempo porque todos cambiamos nuestro pasado o los acontecimientos que nos suceden al relatarlos, a la vez estamos hechos de ficciones, reaccionamos de determinada manera a lo que vamos viendo, nos construimos a partir de la mala televisión, la literatura, el teatro, las películas que vemos, en definitiva no sabemos si creamos ficciones o si las ficciones nos crean a nosotros.T.: Esto se filtra en las películas.
M.P.: En las tres hay cosas reales y ficticias, las historias de las obras de teatro que se ven están muy ancladas en situaciones reales, las pequeñas historias de los personajes del público son mayormente inventadas pero también tienen algunos trazos de realidad, en ningún momento quise que se tratara de un documental o de una investigación sino de una creación ficcional pero desde el principio estaba claro que me interesaba algo del choque entre la realidad y la ficción.T: Las películas en conjunto remiten en algo a la literatura de George Perec.
M.P.: Claramente una de mis inspiraciones es «La vida instrucciones de uso» (una notable novela en la que Perec toma un edificio parisino y en cada capítulo describe cómo es el departamento, la gente que vive en él y lo que le pasa, así los del 1A, el 1B, el 3C, el 4D, etc., creando un maravilloso mosaico de la vida humana en una ciudad equis), Perec trabaja mucho esto de los relatos interconectados, que si bien son individuales conforman un todo, me pasó eso por la cabeza, que cada una de las historias fuera independiente pero a la vez que se complementara con las otras, que tuviera alguna relación también con la obra de teatro que ese personaje había visto. Dónde y cuándo Las películas se pueden ver en la sala cinematográfica del Malba (avenida Figueroa Alcorta 3415) desde este domingo 15 (18 hs. «El Público»; 20 hs «The Audience» y 22 «Le Public»), el domingo 22 (18hs. «Le Public»; a las 20 «El Público», a las 22 «The Audience») y el domingo 29 (a las 18 «The Audiencie», a las 20 «Le Public» a las 22 «El Público»)

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202205/592461-mariano-pensotti-cine-malba.html