16 de junio de 2024

PROCESARON SOLO A UN POLICÍA POR UN TRAVESTICIDIO EN UNA COMISARÍA DE DERQUI

La Justicia de Garantías de Pilar dictó el procesamiento de solo uno de los diez efectivos de la Policía bonarense, imputados por el travesticidio de Sofía Fernández, ocurrido el último 10 de abril en la comisaría de la localidad de Presidente Derqui, al haber sido asfixiada en el interior de uno de los calabozos, al colocarle su bombacha en la boca a modo de mordaza.

La medida alcanzó al oficial Carlos Matías Rodríguez, al que se consideró como autor del “homicidio calificado, agravado por ser cometido por un miembro integrante de la fuerzan de seguridad”, desestimando tanto la participación de dos mujeres policías en la mortal agresión, como de los otros siete acusados de haber cumplido distintos roles en el encubrimiento.
Esta decisión del titular del Juzgado de Garantías Nro. 7 de Pilar, Walter Saettone, que benefició a la mayoría de los imputados al liberarlos, fue cuestionada por los dos fiscales a cargo de la investigación del caso y el abogado querellante Camilo Fernández, quienes anticiparon que presentarán sus apelaciones.

Este lunes, desde las 10, familiares, amigas y vecinos de “Sofi” Fernandez, marcharán desde ruta 25 y colectora de autopista Panamericana hasta el despacho del juez para exigir que “todos los policías responsables sean investigados y vayan presos”.

La vía judicial

Por el asesinato de la mujer trans (de 39 años, que daba clases de Literatura e iba a estudiar Enfermería) se había ordenado la aprehensión de los diez policías que al momento del hecho se encontraban en la seccional, haciendo hincapié que tres de ellos fueron coautores del homicidio triplemente calificado (incluyendo el agravante de un crimen por odio de la identidad de género) y el resto habiendo montado la trama de encubrimiento.

No obstante, la petición de los fiscales Manuel Cayuela y Esteban Alvarez tuvo un primer rechazo, al otorgarse el arresto domiciliario y ahora, con la sola acusación para el oficial Rodríguez (de 40 años), desestimando las otras imputaciones.

Este único policía, que cumplía funciones en la comisaría 5ta. de Pilar con jurisdicción en Presidente Derqui, resultó procesado con prisión preventiva, fue considerado por el juez Saettone como autor del crimen, debido a que se encontraba al cuidado de los presos, en aquella jornada del último 10 de abril y durante las tres horas en que, según la autopsia, se produjo el travesticidio.

Además de desestimar el agravante de “odio por identidad de género” en la acusación y no contemplar las torturas seguida de muerte impulsada por la querella, se señala a Rodríguez como “único posible autor material del hecho, ante la ausencia de elementos que prueben que el homicidio fue cometido por dos o más personas”.

De esta manera, quedaron excluídas como coautores del travesticidio, tanto la sargento Yesica Isabel Nuñez, como la subteniente Edith Viviana Ruiz, para quienes se dispuso que resulten liberadas.

Y a los restantes siete imputados por los delitos de “encubrimiento agravado y falsificación de documentos públicos”, se les dictó la falta de mérito, tales los casos del comisario Daniel Salerni y los policías Gonzalo Germán Robles, Miriam Elisabeth Valor, Ezequiel Avalos Ybañez, CamilaPitulak, Gabriela Itati Miño y Gustavo Gabriel Camacho.

Cabe recordar que Sofía Fernández fue detenida por un presunto robo y encerrada en una celda junto a presos varones, motivando su reclamo y entre la noche del 9 y la madrugada del 10 de abril se reportó su fallecimiento, por una presunta “muerte súbita”.

La autopsia demostraría que se trató de un asesinato, producto de una “asfixia traumática por obstrucción de la vía aérea”, debido a que ahogada por trozos de colchón y su propia bombacha, al mismo tiempo que era sujetada y golpeada.

El reclamo de la familia

“No le sirvió al juez ver las marcas en el cuerpo, los golpes que recibió en las costillas y la mandíbula, que la asfixiaron, entre otras conclusiones de la autopsia, como para ver que hay más de un culpable”, señaló Sandra Fernández, hermana de la víctima, a Somos Télam.

“Acá hay culpables que deben pagar por el crimen atroz que cometieron, que más necesita el juez Saettone para acusar a todos los que le hicieron tanto daño a Sofía y los que intentaron tapar todo”, agregó, en relación al travesticidio registrado en la seccional de la zona de Cruce Derqui.
Por su parte, el abogado Camilo Fernández, quien representa la familia de la víctima en su condición de particular damnificadan en el expediente, manifestó su desacuerdo con la medida adoptada.

Acá hay culpables que deben pagar por el crimen atroz que cometieron”.

FAMILIA DE SOFÍA.

“El juez argumenta que no encontró pruebas suficientes para los imputados en el encubrimiento, cuando la acusación de los fiscales refiere el rol que habrían cumplido cada uno de ellos”, detalló el letrado.

Tras adelantar que recurrirá la decisión ante la Cámara de Apelaciones y Garantías, el abogado Fernández remarcó que “por el horario de data de muerte que consta en la autopsia solo se imputa del homicidio al oficial Rodríguez, sin considerar la autoría de la sargento Nuñez y la subteniente Ruiz, tal como se sostiene en la investigación”.

“Ya se pidieron el cotejo de las muestras de ADN y los resultados pueden ser determinantes para revocar esta medida que benefició a la mayoría de los policías, en lo que fue un homicidio triplemente calificado, un travesticio al que también debería sumarse el agravante de las torturas seguidas de muerte”, concluyó.

FUENTE: somostelam.com.ar