25 de julio de 2024

UNA CONDENA CONTRA UN HIJO DE BIDEN IRRUMPE EN LA CAMPAÑA ELECTORAL EN EEUU

Un jurado condenó este martes a Hunter Biden -hijo del presidente de EEUU, candidato a una difícil reelección en los comicios de este año- por los tres cargos federales a los que se enfrentaba por haber mentido en una declaración jurada para poder comprar un arma de fuego, en la que negó ser consumidor de drogas.

La condena, que aún podría ser revertida en la apelación, cayó como una bomba en el año electoral y obligó al presidente Joe Biden a salir a reiterar que no piensa dictar indulto alguno para el caso de su hijo, de cuya conducta dijo no estar orgulloso.

Lo cierto es que Biden hijo podría enfrentarse a hasta 25 años de prisión y una multa de hasta 750.000 dólares, según las estimaciones más pesimistas para él, consignó la cadena de noticias CNN.

Esta es la primera vez que un familiar directo de un presidente es declarado culpable de un delito durante el mandato, aunque sus delitos son anteriores al período de Biden como presidente.

El jurado, que deliberó durante algo menos de tres horas, emitió veredictos de culpabilidad en los tres cargos, derivados de un revólver que Hunter compró en octubre de 2018 en una armería de Delaware. 

Los dos primeros cargos fueron por mentir sobre su consumo de drogas en un formulario federal de verificación de antecedentes, y el tercer cargo fue por poseer un arma mientras era adicto o consumía drogas ilegales.

La condena de Hunter Biden se produce después de una larga investigación del Departamento de Justicia que comenzó en 2018, y eleva las apuestas para su segundo juicio programado, cuyo comienzo está previsto en septiembre, por delitos fiscales federales.

Ambos casos fueron supervisados por el fiscal especial David Weiss, quien anteriormente fue el fiscal estadounidense designado por Donald Trump en Delaware. Los veredictos de culpabilidad en el caso de las armas son una importante reivindicación para el equipo de fiscales de Weiss, que negaron vehementemente las acusaciones de los abogados de Hunter Biden de que los casos tienen motivaciones políticas.

Los fiscales se apoyaron en el testimonio exparejas del acusado, incluida la considerada “testigo estrella” Hallie Biden, viuda de su hermano Beau Biden y luego amante de Hunter.

La reacción republicana al veredicto fue rápida y variada, ya que algunos calificaron el resultado de culpabilidad como una rendición de cuentas tardía para la familia Biden, mientras que otros dijeron que representaba un “velo de justicia”.

James Comer, presidente republicano del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, que estuvo investigando a la familia del presidente durante los últimos dos años, dijo que si bien el veredicto marcó “un paso hacia la rendición de cuentas”, no habrá justicia “hasta que el Departamento de Justicia investiga a todos los involucrados en los esquemas corruptos de tráfico de influencias de los Biden”.

Comer y otros republicanos de la Cámara de Representantes llevaron a cabo una investigación de juicio político contra el presidente Joe Biden durante los últimos 17 meses que no ha logrado conectar directamente al mandatario con los negocios de su familia en el extranjero. 

FUENTE: somostelam.com.ar