Ramiro Agulla vuelve de la mano de Facundo Manes | El equipo de asesores del candidato radical en la provincia de Buenos Aires


Gol, gol, gol, en tu cabeza hay un gol, cantaba una vieja publicidad. Está claro que Facundo Manes quiere meter ese gol en las PASO y por eso contrató al que hizo esa y muchas otras propagandas disruptivas: el publicista Ramiro Agulla. Se trata de quien hizo la campaña de Fernando de la Rúa en 1999 (“Dicen que soy aburrido”), de Carlos Saúl Menen en 2003 (“¡Vamos Menem!”) y de Francisco De Narváez en 2009, por mencionar solo algunos. Pero Agulla no estará solo: Manes sumó a su equipo al especialista en marketing digital Gastón Douek, que se vio involucrado en un escándalo del club Barcelona. En ese momento, por el ataque a figuras del club en redes, pasaron a llamarlo “El Señor de los Trolls”. El equipo se completa con algunos intelectuales que acompañaron el gobierno de Mauricio Macri como  Eduardo Levy Yeyati y Andrés Malamud.
La noticia de que Agulla será el publicista de Manes circuló rápido: se trata de un profesional famoso por sus decisiones osadas y por las polémicas que atravesó. La primera -y principal campaña- por la que se lo recuerda fue la que llevó a De la Rúa a la presidencia. Allí convenció al luego presidente de que abandonara el estilo de discursos extensos y recurriera a spots cinematográficos. El más recordado, en el que convirtió una debilidad en una virtud, fue el de “Dicen que soy aburrido”. Agulla tuvo que discutir con De la Rúa para lograr grabarlo: “Usted está a punto de ser presidente y no quiere jugarse. Es más, ni
siquiera se lo ve contento. Las cosas hay que hacerlas con alegría”, le dijo. Lo apoyaron Antonio De la Rúa y Darío Lopérfido, que era quienes lo convencieron un día en Punta del Este de encarar una campaña política.Hasta entonces, Agulla se dedicaba a la publicidad privada. No es que su vida no hubiera estado cruzada por la política: su padre, el director de la revista Confirmado, Horacio Agulla, fue asesinado en 1978 por la dictadura. Había sido gobernador de Santa Cruz durante el gobierno de José María Guido. Agulla primero fue broker de la bolsa y luego publicista. Hizo dupla con Carlos Baccetti (de quien se separó en 2009, luego de veinte años trabajando juntos). Juntos hicieron las publicidades de “La llama que llama” para Telecom. “Guerapa” para Renault y aquel spot de los goles para la cervecería Quilmes.Cuando empezó a trabajar en campañas políticas, quedó en el centro de la escena, de forma similar a lo que le ocurrió al consultor Jaime Durán Barba. Hubo afiches en el Congreso que decían: “Señor
Presidente, menos Agulla y más agallas”. En la cámara de Diputados, el PJ le reclamaba al radicalismo que las conversaciones fueran sin “Agulla de por
medio”.  Cansado, finalmente Agulla decidió dejar de trabajar para De la Rúa, pero siguió en buenos términos con su hijo Antonio. De hecho, en 2002 trabajó en las giras internacionales de Shakira, cuando era novia del hijo de De la Rúa.
Menem lo contrató para las elecciones de 2003. Allí Agulla hizo un spot donde personas de distintas profesiones gritaban: “¡Vamos, Menem!”. Su siguiente escala fue reconvertir a Francisco De Narváez en un candidato canchero en 2009. Allí sumó polémica con un spot que mostraba una mano pegandole cachetadas a distintas personas. Decía: “Seguir así va a doler”. Al final, De Narváez decía: “¿Y si el cambio empieza un día?”. En 2015, asesoró a Sergio Massa. Se le atribuye un spot donde Massa imita tonadas y dice: “Vos que tajai”.
Tuvo otras intevenciones en campañas en Córdoba (con José Manuel De la Sota) o en Santa Fe (con Omar Peroti). También trabajó en Estados Unidos para el candidato republicano John McCain y para Sebastián Piñera, en Chile.
Señor de los TrollsPero Agulla no estará solo en el equipo de Manes. El neurocientífico también tendrá a cargo de su estrategia de redes a Gaston Douek, especialista en marketing digital y CEO de la consultora Kit Urbano.
Según publicó el diario La Nación, Douek contó que en la campaña de 2012 en México armó una red de bots: “No hubo maquinaria más grande de trolls que en México en 2012, y
nosotros armamos esa maquinaria. Para que te hagas una idea: en un solo
día, Twitter nos bajó 48.000 cuentas. Teníamos 150.000 cuentas”. Es esa misma entrevista, Douek negó haber trabajado en una campaña sucia contra Horacio Rodríguez Larreta, motorizada por otra facción del PRO (curiosidades: ahora le toca de nuevo enfrentar a Larreta). También se lo sindicaba como socio del consultor Guillermo Seita, el dueño de la encuestadora Management & Fit.
Douek se vio vinculado al “Barçagate”, por la contratación de empresas que atacaban a los jugadores en las redes (entre ellos, Messi). Nuevamente, él negó todo. Pero se lo empezó a conocer como “El Señor de los Trolls”. En el PRO no le tienen cariño y, según el periodista Hugo Alconada Mon, lo acusan por lo bajo de haberle robado bases de datos de su desarrollo en redes. Él lo desmiente.
El equipo de Manes se completa con el economista Eduardo Levy Yeyati, el politólogo y convencional de la UCR Andrés Malamud y, en carácter de consultor, el ex diputado Daniel Ivoskus. Con la incorporación a su lista de Emilio Monzó, Margarita Stolbizer y Joaquín de la Torre el candidato radical comienza a ganar volumen contra Diego Santilli, a quien respalda Larreta.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/355523-ramiro-agulla-vuelve-de-la-mano-de-facundo-manes