Senado: Fuertes cruces cara a cara entre el oficialismo y la oposición | La Cámara alta volvió a la presencialidad

Senado: Fuertes cruces cara a cara entre el oficialismo y la oposición | La Cámara alta volvió a la presencialidad


Después de un año y medio de pandemia, el Senado de la Nación volvió a sesionar presencialmente. A diferencia de lo que sucedió en la Cámara de Diputados, en donde la sesión se cayó por falta de quórum, los senadores regresaron por primera vez al recinto para debatir un temario que, entre otras iniciativas, aprobó el proyecto de declaración contra el gobierno chileno por el decreto que pretende extender los límites de la plataforma marítima. El momento de mayor tensión en la sesión se dio cuando el oficialismo anunció su rechazo a la Cuenta de Inversión del 2016, es decir la ejecución presupuestaria del primer año de gobierno de Mauricio Macri, por considerar que había ido en contra del presupuesto sancionado en el Congreso el año anterior. El fondo del debate, sin embargo, giró en torno a las recriminaciones cruzadas entre el Frente de Todos y Juntos Por el Cambio en el medio de la campaña electoral. La última vez que todos los senadores se habían visto las caras había sido el 20 de marzo del 2020. “Es una alegría verlos a todos juntos”, destacó el jefe de bloque del FdT, José Mayans, quien hizo una mención especial a la presencia de Esteban Bullrich, senador del Pro que tiene ELA (una enfermedad degenerativa que le ha ido afectando la capacidad del habla), que generó el aplauso de Cristina Fernández y el resto del recinto. El clima de concordia, sin embargo, duró poco. La sesión arrancó a las 14.30 y, luego de la ratificación del decreto firmado por la vicepresidenta que dispone el regreso a la presencialidad (a pesar de insistir durante meses por esto, JxC votó en contra alegando objeciones formales), comenzaron las chicanas. “Parecen gallinas”, ironizó CFK, que presidió el comienzo de la sesión, cuando Humberto Schiavoni interrumpió para pedir la palabra para hacer una aclaración. Luego, durante las mociones de preferencia, Mariano Recalde arremetió con dureza contra la ley sancionada en la Legislatura porteña que habilita al Tribunal Superior de Justicia a revisar causas que tramita la Justicia Nacional. “Es un mamarracho jurídico que busca defender la impunidad de una sola persona: Mauricio Macri”, lanzó.El desastre de 2016El momento más tenso, de todos modos, se dio durante el debate por la Cuenta de Inversión del 2016. Con 44 votos a favor y 19 en contra, el oficialismo rechazó la ejecución presupuestaria del primer año de gobierno de Macri con duros cuestionamiento al plan económico impulsado por Cambiemos. “El Congreso se sintió ignorado en el 2016 y es conveniente que así lo haga saber en términos políticos institucionales. Nosotros rechazamos esta cuenta de inversión que nos endeudó, empobreció, produjo un déficit tremendo, envileció la moneda y generó un aumento de la inflación”, declaró el miembro informante Mario Pais. “Modificaron el presupuesto como parte de la estafa electoral para llevar a cabo un plan de gobierno que no tuvo nada que ver con lo que prometieron en la campaña electoral”, denunció Recalde. Oscar Parrilli, por su parte, se refirió específicamente a cómo Macri había terminado triplicando el presupuesto de inteligencia en el 2016: “Esos fondos fueron usados para hacer espionaje, pero no solo a mí y a Cristina, sino a los familiares de las víctimas del ARA San Juan. Ahora que se citó a indagatoria a Macri por este espionaje ilegal se esconde, yo no creo que vuelva”, chicaneó. “Cuando no pueden resolver los problemas de la Argentina y no puden revertir los resultados electorales vienen con el ‘Ah pero Macri'”, denunció, por otra parte, la senadora de JxC Silvia Elías De Pérez. “Este circo lo montaron porque piensan que con esto van a sacar votos, pero Macri no tiene fueros así que no nos preocupa”, se sumó la cordobesa Laura Rodríguez Machado, que provocó diciendo “antes de opinar sobre los DNUs de Macri opinen sobre los DNUs de su presidente que no cumplió”. Finalmente, fue Mayans el encargado de cerrar el debate con un encendido discurso: “El que llega a la presidencia no es rey, no hace lo que quiere con las cuentas del pueblo. Tiene que venir a rendir cuentas acá y a la Justicia”, exclamó. Rechazo al decreto de PiñeraPor otro lado, el Senado también aprobó por unanimidad una declaración que expresa su “enérgico rechazo” al decreto firmado por el presidente chileno Sebastián Piñera que pretende apropiarse de una parte de la plataforma marítima argentina. El proyecto, que incluye otras cuatro iniciativas presentadas por senadores del oficialismo y la oposición, fue destacado por todo el recinto por formar parte de “una política de Estado” consensuada más allá de las diferencias partidarias. “El decreto de Chile es arbitrario, inconsulto y violatorio de los tratados internacionales vigentes. No es poco lo que han hecho: buscan abarcar cinco mil kilómetros cuadrados de nuestra soberanía y 25 mil que forman parte del patrimonio común de la humanidad”, destacó el autor del proyecto final, Adolfo Rodríguez Saa, quien al final de su exposición destacó: “Trabajamos unidos en defensa de nuestro patrimonio y soberanía. Trabajar por la patria en momentos de grieta nos fortalece frente al mundo”. “La postura de JxC, independientemente de algunas opiniones particulares de algunos dirigentes, está clara, y es la defensa irrestricta de la soberanía argentina en todos los espacios que nos corresponden”, sostuvo el senador fueguino Pablo Blanco, aludiendo probablemente a las opiniones de la candidata a diputada porteña de su propio espacio político, Sabrina Ajmechet, quien había tuiteado en el pasado contra el reclamo por la soberanía argentina de las Islas Malvinas.  

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/373169-senado-fuertes-cruces-cara-a-cara-entre-el-oficialismo-y-la-

Escribinos
Escribinos :)
¡Hola! Estoy escuchando desde omradio.ar