Paulo Londra finalmente tiene libertad para publicar nueva música –

Después de atravesar un período de dos años en conflicto contractual con el productor colombiano Ovy On The Drums y Kristoman, líder del sello discográfico Big Ligas, Paulo Londra tiene libertad de acción podrá volver a publicar música.

A tan solo tres días del comienzo del juicio, en una corte de Miami, ambas partes resolvieron el conflicto que se había vuelto causa nacional en la Argentina.

Según informó Billboard, los abogados de Londra y Big Ligas –James Sammataro y Jesús Cuza, respectivamente – redactaron un comunicado que dice: “Los abogados de ambas partes están felices de anunciar que han resuelto sus diferencias y que harán un comunicado de prensa en el futuro”.

El juicio presidido por el Juez William Thomas había sido agendado para resolver la disputa entre Cristian Salazar (Kristo) y el productor y artista Daniel Oviedo (Ovy On The Drums) y Paulo Londra. Big Ligas afirmaba que Londra había roto el contrato mientras que el trapero oriundo de Córdoba acusaba a Salazar y Oviedo por “fraude y representación negligente”.

Billboard informó también que las dos partes estuvieron presentes en corte, incluyendo Londra, quien voló desde Argentina. Hasta el momento, no se sabe cuándo el artista volverá a lanzar música pero sí se sabe que el sello Warner continuará llevando la carrera del trapero.

Aunque ahora parece definitivo, el conflicto había comenzado a destrabarse hacia principios de septiembre este año. Según Billboard USA, el juez William Thomas de Miami había determinado que el cordobés ya no tenía obligaciones vinculantes con el sello ya que el contrato que los unía laboralmente terminó el 14 de febrero de este año. De esta forma, esto significaba una victoria definitiva para el trapero argentino, sorteando así el impedimento de publicar material nuevo, algo que no hace desde 2019.

En la resolución judicial, el juez afirmaba que “incluso si lo estipulado en el contrato respaldara la interpretación que presentaron las partes defensoras de Big Ligas, el contrato no podría aplicarse porque constituiría una restricción ilegal de comercio y conduciría a resultados absurdos”. Esto se debía a una extensión contractual que el sello hizo sin la autorización de Paulo Londra, afirmando la existencia de una cláusula que afirmaba que en caso de negociar con discográficas más grandes, como lo hicieron con Warner, podrían extender su vínculo de forma unilateral. “Eso les daría la discreción de extender el plazo del contrato a perpetuidad y obligaría a Londra a grabar música para Big Ligas ​​en contra de su voluntad y para siempre”, afirmó el juez.

En mayo del año pasado, Paulo Londra había emitido un comunicado de prensa donde afirmaba que se alejaba de Big Ligas, acusando además haber sido engañado a la hora de firmar el contrato, algo que se hizo en medio de una grabación de un videoclip y él creía de utilería. “Ni siquiera en la canción con Ed Sheeran logré puntos de autoría correspondientes. Kristo y Ovy se agregaron puntos de esta canción, siendo que no hicieron el beat ni mi letra. Lo único que querían era estar entre cualquier acercamiento de Ed Sheeran a mí para bloquearme e impulsar sus propias carreras”, escribió Londra en ese momento. 

Después de esto, continuó un cruce de demandas judiciales, donde el sello acusó a Paulo Londra de incumplimiento de contrato y el cordobés demandó a Salazar y Oviedo de fraude y representación negligente, pidiéndole de esa forma a la corte judicial de Estados Unidos que garantice que el contrato que los vinculaba ya había finalizado de forma total. Bajo Big Ligas, el sello que además ayudó a cofundar, Paulo Londra publicó Homerun, su disco debut y todos los éxitos que lo posicionaron por mucho tiempo como uno de los argentinos más escuchados en las plataformas de streaming De esta forma, el movimiento #FreePaulo, con todo el apoyo de la escena de artistas argentinos y sus propios seguidores, habría vencido.

Fuente: Silencio.com.ar